"El covid nos quitó la comida": artesanas de San Miguel de Allende que esperan mejorar ventas en la nueva normalidad

Las vendedoras de muñecas Lele han regresado a la nueva normalidad y esperan vender sus productos para obtener dinero y destinarlo en comida

"El covid nos quitó la comida": artesanas de San Miguel de Allende que esperan mejorar ventas en la nueva normalidad
Triste y con lágrimas en los ojos, dijo que le da mucha tristeza ver que a sus hijos ya no les interesa la escuela pues ahora tienen que buscar trabajo para salir de este bache. 

El Covid-19 afectó la economía mundial, millones de empleos fueron eliminados debido al cierre de las empresas y; sin embargo, uno de los sectores más vulnerables fueron los artesanos mexicanos que viven del turismo. Tras el cierre de destinos en el país, este sector quedó desamparado. 

Tal es el caso de Amelia y Ana, dos vendedoras de muñecas queretanas que ofrecen sus juguetes en San Miguel de Allende desde hace más de 10 años y que tras la pandemia tuvieron que reducir gastos al punto de que en ocasiones tuvieron que enfrentar el quitarse el pan de la boca.

Las hermanas hablaron con El Heraldo de México para contar que aunque desde hace dos semanas el gobierno les permitió acceder al centro para vender sus muñecas, las ventas no han sido las mejores y los turistas únicamente preguntan o quieren sacar fotos para el recuerdo. 

Ana, de 45 años de edad, aseguró que pasó ocho meses encerrada con sus tres hijos por el coronavirus, mientras su esposo perdió el trabajo en el campo. Esta situación alcanzó un un punto crítico, señaló la mujer, cuando "el covid nos quitó la comida". 

Con lágrimas en los ojos, dijo que siente pena al ver que a sus niños ya no les interesa la escuela pues ahora tienen que buscar trabajo para salir de este bache. 

"El gobierno nos ha apoyado con un vale para la educación de los hijos pero ellos ya no quieren estudiar; dicen las maestras que yo les enseñe pero yo ni leer sé. Ellos mejor buscan trabajo para comprar algo de comer". 

Por su parte, Amelia confesó que los hombres se han quedado en la casa haciendo el rol de madre, el cual implica darles de comer a sus vástagos y a ayudar con cosas de la escuela. 

Las mujeres señalan que sienten que han malbaratado su trabajo con tal de obtener un dinero extra. Ahora, sus muñecas las ofertas desde los 30 hasta los 150 pesos mexicanos y solo pueden trabajar de viernes a domingo debido a los protocolos de seguridad en contra de la enfermedad.

Ellas están desde las 10:00 hasta las 22:00 horas vendiendo muñecas chicas, medianas y grandes; rosarios coloridos hechos a mano y corazones bordados en la esquina de Umarán y Dr. Ignacio Hernández. 

El gobierno de Guanajuato ha dado a conocer que la reactivación económica se está llevando a cabo de manera continua, por lo que, con la nueva normalidad, las hermanas esperan que el flujo de gente que visita el centro sea mayor para obtener más ingresos y poder producir nuevos juguetes que les gusten a los turistas

Por: Alby García

 


Compartir