KRISTAL SILVA

Kristal Silva roba suspiros en VLA con marcada transparencia que dejó poco a la imaginación: FOTO

La conductora de Venga La Alegría robó suspiros con el espectacular outfit de este día

ESPECTÁCULOS

·
La conductora robó suspiros. Foto: Twitter

Una vez más, la guapa conductora de televisión, Kristal Silva volvió a robar reflectores dentro del foro de Venga La Alegría después el elegante outfit que portó durante su más reciente presentación en el reality show ¡Quiero cantar!

Desde que se separó de Las Sobrevivientes, la exreina de belleza se ha consolidado como una de las favoritas para ganar el concurso de canto, pues tiene una envidiable voz que la coloca entre las favoritas.

Además de su espectacular voz, Kristal Silva también es poseedora de una envidiable figura, la cual complementa con espectaculares outfits y el de este miércoles 22 de septiembre no fue la excepción. 

 Su presentación 

Por medio de sus redes sociales, el programa Venga La Alegría compartió una fotografía en la demostró el espectacular outfit que portó Kristal Silva durante su intervención en ¡Quiero cantar!, el cual robó reflectores. 

En la fotografía, que inmediatamente robó miles de me gusta entre los internautas, podemos observar a la actriz y modelo presumir su escultural figura con un outfit llenó de transparencias que dejaron poco a la imaginación. 

Con distintas tonalidades de negro, Kristal Silva dejó claro que tiene una de las mejores figuras más envidiables dentro de la pantalla chica, pues modeló un atuendo completamente transparente, dejando al descubierto su ropa interior.

"Eres la que mejor canta", "Increíble" y "Hermosa", fueron algunos de los comentarios que provocó la nueva interpretación de Kristal Silva. 

Controversia en VLA

Pese al espectacular outfit que portó Kristal Silva, las calificaciones no fueron las esperadas ya que los jueces dijeron que ya no tomarían en cuenta los atuendos y solo calificarían las voces de los participantes. 

Resulta que los participantes encabezaron un boicot en el que señalaron que los jueces tenían preferencias, algo que provocó su enojo, por lo que determinaron ya no calificar más sus puestas en escena sino sus voces.