ESPECTÁCULOS

Así fue la vez que una telenovela logró reunir a Bibi Gaytán, Selena, Bronco y Laura León

Una de las telenovelas más impactantes y populares de la década de los 90 tuvo en su elenco a lo más destacado del momento

ESPECTÁCULOS

·
'Dos Mujeres Un Camino' fue un éxito en los inicios de los 90 Foto: Instagram

En 1993 el productor Emilio Larrosa llevó a la pantalla chica un melodrama que mantuvo al público mexicano pegado al asiento y a la televisión durante 229 capítulos, una locura para una telenovela en aquel tiempo y mucho más ahora, en horario estelar que cambió entre las 18:00 horas y después a las 22:00 horas y con el reto de mantener el rating fraguado por Lucero y la telenovela “Los Parientes Pobres” (1993).

La trama en la que un hombre maduro, dedicado a su familia y con un sólido matrimonio (interpretado por el galán ochentero Erik Estrada, protagonista de ‘Patrulla Motorizada’), encuentra el amor prohibido con una jovencita de nombre “Taña” (en realidad era Tania, pero el protagonista jamás pudo decirlo correctamente), la sexy Bibi Gaytán y Laura León “La Tesorito” quien completaba el trío prohibido, resultó ser un éxito mayúsculo.

Desde luego nos referimos a “Dos Mujeres Un Camino” producida por Larrosa y con adaptación del guion de Verónica Suárez y Alejandro Pohlenz, bajo la dirección de Alfredo Gurrola, Salvador Garcini y el extinto padre de Gael García, José Ángel García.

La historia estaba destinada a ser un hit por el horario y por el buen ojo con el que contaba Emilio Larrosa, sin embargo, la inclusión de figuras del ámbito grupero como Bronco y Selena, elevaron el “hype” de la historia y además la participación de jóvenes actores (en aquel momento) que hacían sus ‘pininos’ en la actuación como Jorge Salinas, Roberto Palazuelos (aún no era el diamante negro), Itati Cantoral, Sergio Sendel y Rodrigo Vidal, le dieron mayor peso y consolidaron el éxito de la telenovela.

La trama como les contamos era sencilla, Juan Daniel Villegas, apodado ‘Johnny’ (seguimos preguntando por qué), es un trailero mexicano y padre de familia que ama profundamente a su mujer, Ana María (Laura León).

Debido a su trabajo, hace constantes viajes entre México y Estados Unidos transportando mercancías en su camión (trailaaa). En uno de esos viajes, al parar en un restaurante junto a la carretera, Johnny está a punto de atropellar a una atractiva joven llamada Tania (Gaytán), de quien se enamora perdidamente. Su vida se volverá muy complicada como consecuencia de este nuevo amor.

Los malabares de los tres protagonistas a lo largo de los 229 capítulos mantuvieron el rating muy alto de principio a fin y gracias a ello le permitió a Larrosa y a Televisa darle realce a los artistas gruperos del momento, así como a los actores que estaban despegando como la propia Gaytán, Jorge Salinas, Palazuelos y Sergio Sendel, algunos de ellos venían de otro éxito de la televisión que fue ‘Muchachitas’, mientras que Bronco y Selena eran los máximos referentes gruperos de aquel tiempo.

Punto y aparte fue la actuación del villano Ismael Montegarza, interpretado por Enrique Rocha, junto con sus hijos Alejandra y Ricardo, interpretados por Luz María Jérez y Rodrigo Vidal, quienes culpaban a Johnny de haber ocasionado la muerte del hijo y hermano mayor de los Montegarza, Bernardo, el estira y afloja entre el villano y los problemas maritales y amorosos de Johnny mantuvieron  la audiencia en televisión por arriba de los 40 puntos de rating, una locura que en estos tiempos es casi imposible de poder obtener.

Las curiosidades de Dos Mujeres Un Camino

La telenovela contó con varios detalles que destacar, ya que a lo largo de más de un año en que se mantuvo al aire surgieron detalles que le dieron mayor éxito y alimentaron el morbo de la gente.

Roberto Palazuelos fue despedido de un día para otro, tuvo que ser sustituido por un casi desconocido Sergio Sendel; cuenta el propio Palazuelos, que cuando estaba dentro de una grabación, en un descanso, salió a comprar drogas y cuando intentó regresar a la locación (cerca del Ajusco), no pudo llegar porque ese día en el Estadio Azteca se presentaba Michael Jackson y el tránsito era imposible.

Cuando llegó recibió el reclamo del productor Larrosa y fue despedido sin miramientos, su personaje se mantuvo pero fue totalmente modificado con la actuación de Sendel.

Por primera vez, una banda grupera como Bronco apareció en plan estelar en una telenovela, su éxito del cuarteto liderado por Lupe Esparza era fenomenal, llenos impresionantes en la Plaza México, en Monterrey, en la frontera, y en cualquier sitio que se presentaba, digamos que fue un ganar-ganar, tanto la telenovela se benefició con la presencia de Bronco, como el grupo fue reconocido en sitios en los que no se había presentado gracias a la novela.

Selena por su parte estaba invitada por Larrosa para participar junto con su banda (Los Dinos) en algunos capítulos, sin embargo, la popularidad de la reina del Tex-Mex hizo que se quedara por varios capítulos más, en la trama se enamora de Ramiro, uno de los integrantes de Bronco, su presencia fue muy bien recibida y aplaudida por los fans.

La telenovela es la primera que grabó tres finales, el más socorrido fue el final en el que Tania pierde la vida, Ana María se va junto con sus hijos y Johnny se queda completamente solo.

La inclusión de Bronco generó el apoyo del público y para agradecer su apoyo a la novela, el productor Emilio Larrosa decidió incluir dos versiones de tema incidental al principio y al final de la telenovela. La entrada era interpretada por la “Tesorito” (quien sobra decir, subió en popularidad como espuma) en un tono guapachoso y en el final de cada capítulo, una versión tipo balada de Bronco, el resultado fue una venta de discos impresionante tanto para Laura León como para Bronco.

Debido al alargamiento de las grabaciones por la popularidad y éxito de la telenovela, Bibi Gaytán tuvo que ‘ocultar’ su embarazo fruto del amor con el actor Eduardo Capetillo, esto provocó que algunas escenas fueran cambiadas, movimientos de cámara para evitar planos abiertos y enfocar a la actriz del torso hacia arriba, e incluso la participación de una doble en algunas escenas fue necesario. El cambio fue notorio, sobre todo porque Gaytán era el atractivo visual de la telenovela, en todo momento aparecía con minishorts, lo que destacaba sus torneadas piernas, mismas que de un momento a otro desaparecieron de la pantalla.

Finalmente, como dato curioso, el actor Erik Estrada recibió la friolera de un millón de dólares por su participación, cuando por fin iniciaron las grabaciones se dieron cuenta que Estrada no hablaba el español de manera fluida, por esa razón nunca pudo decirle ‘Tania’ a su amor juvenil, ni Ana María a su esposa, a una le llamaba ‘Taña’ mientras que a Laura León le llamaba “Ana Marría”, y que decir de su mejor amigo ‘Emiliano’ al que jamás pudo decirle su nombre correctamente ‘Emeleano’ o su ‘trailer’ que en realidad lo conocimos como el ‘trailaaa’.

En fin, ¿qué otros detalles recuerdas de la telenovela de Dos Mujeres Un Camino?