JUNGKOOK

BTS: El recuerdo MÁS bonito que Jungkook tiene de su mamá cuando era niño

El Golden Maknae debutó con tan solo 15 años, pero ha sido un prodigio dentro de la banda. Así es como Jungkook recuerda su infancia

ESPECTÁCULOS

·
Jungkook comparte recuerdos de su infancia Foto: Especial

BTS solo tiene 8 años de carrera, pero los integrantes se mudaron de su casa siendo muy jóvenes para poder cumplir su sueño en el K-Pop. Jimin tuvo que dejar su natal Busan, Suga ni siquiera contaba con el apoyo de sus padres y Jungkook era solo un niño de 15 años. 

Viviendo en dormitorios, tuvieron que crecer más rápido que otros chicos, para convertirse en el orgullo de Corea del Sur, pero también de su familia. 

Jungkook ha sido un prodigio desde muy joven, no por nada lo apodan el "Golden Maknae". Pero sigue siendo un chico de tan solo 23 años que es conocido por millones de fans alrededor del mundo, su infancia quedó atrás, pero este es uno de los recuerdos más bonitos que tiene de su mamá. 

Jungkook revive sus mejores momentos cuando era niño

Recientemente, BTS lanzó "Memories 2020", un DVD recopilatorio de los momentos más relevantes del año pasado, así como el detrás de cámaras de sus presentaciones.  

Jungkook fue uno de los que compartió algunas de sus memorias, pues hay ocasiones en que a pesar de ser estrellas mundiales, también viven una vida como cualquier chico de su edad. 

Siendo el más pequeño del grupo, a veces se olvida que solo contaba con 15 años al convertirse en idol, tuvo que madurar muy rápido y crecer. Por ello, ARMY se emocionó con el mejor recuerdo de su infancia, pues se divertía solo con la compañía de su mamá y echa de menos aquellas tardes en las que no sabía en lo que se convertiría. 

Te puede interesar: BTS: La teoría MÁS loca detrás de una de sus canciones que aterrorizó a ARMY

Jungkook se encontraba jugando baloncesto en una terraza mientras hacía un par de tiros a la canasta. El vocalista de la banda recordó que cuando era más pequeño solía acompañar a su mamá y salía al patio por las noches para hacer ejercicio y tomar la pelota. 

Aunque parece un recuerdo lejano, es algo que sigue teniendo presente y lo hace sentir nuevamente como un chico normal a pesar de la fama mundial. Además, la relación con su madre es grandiosa, pues Jungkook decidió hacerle un regalo con el primer sueldo que ganó en su trabajo.