BRITNEY SPEARS

Britney Spears: Fondo que gestiona su patrimonio pide retirarse de la tutela legal

El fondo de inversión encargado del patrimonio de Britney Spears pidió a la Corte Superior de Los Ángeles retirarse de la tutela legal de la cantante de 39 años.

Foto: Instagram
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Bessemer Trust, el fondo de inversión designado para hacerse cargo del patrimonio de Britney Spears, pidió este jueves a la Corte Superior de Los Ángeles retirarse de la tutela legal de la cantante tras conocer su oposición a la misma.

La petición llega un día después de que la jueza Brenda Penny dictara que esta consultora debía compartir el control de las finanzas de Britney Spears con su padre, Jamie Spears, una decisión tomada tras una audiencia en noviembre del año pasado.

Sin embargo, después la declaración de la semana pasada en la que Britney Spears se opuso por primera vez a esta figura legal, que controla su vida desde hace 13 años, la firma decidió salirse del proceso.

"Como resultado del testimonio de la persona tutelada (Britney Spears) en la audiencia del 23 de junio, el solicitante se ha dado cuenta de que la persona tutelada se opone a la continuación de su tutela y desea terminarla", explicó la consultora en un documento obtenido por 'New York Times'.

¿Cómo está dividida la tutela de Britney Spears?

Bessemer Trust afirmó que "respeta" los deseos expresados por la cantante de 39 años. En la actualidad, la tutela legal está divida en dos partes: el ámbito financiero, controlado por Jamie Spears y Bessemer Trust; y el aspecto personal y médico, tutelado por la abogada Jodi Montgomery.

Si la jueza aprueba la solicitud, no está claro el futuro de la tutela, ya que el año pasado la artista expresó su "fuerte oposición" a que su padre controlara sus riquezas, motivo por el que se designó a una consultora. La fortuna de Britney Spears está valorada en 60 millones de dólares.

"Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente. Estoy harta", aseguró la artista la semana pasada durante una declaración telefónica repleta de declaraciones contundentes como: "No soy feliz", "no puedo dormir" y "me sentí drogada".

Según fuentes citadas por el portal de noticias CNN, el abogado de la artista, Samuel Ingham, estaría preparando una petición formal para poner fin al mecanismo legal. Legisladores republicanos y demócratas han mostrado su interés por este caso que lleva semanas ocupando portadas y titulares en los medios de comunicación estadounidenses.

Por EFE