SALUD CARMEN SALINAS

Carmen Salinas recordó su dura infancia con POBREZA y cómo vivió en una asilo de HUÉRFANOS: VIDEO

En una de las emisiones de su canal de YouTube, Carmen Salinas reveló hace tiempo la época en que su mamá no tenía dinero para alimentarla a ella y sus hermanos

ESPECTÁCULOS

·
Carmen Salinas recordó hace tiempo su infancia llena de carencias y pobreza, a lado de sus 7 hermanos. Foto: Instagram

La vida de millones de mexicanos que crecieron a mitad del siglo XX, puede tener como común denominador la situación precaria de recursos para subsistir. Crecer en la década de los años 50, 60 o 70, implicaba para muchas personas que el día a día fuera un viacrucis para obtener alimento o vestimenta. En verdad, subsistir en México era complicado.

Esto aconteció para una figura pública de la talla de Carmen Salinas, quien creció en el México de las carencias económicas, de vivir en una vecindad con todos sus hermanos y, en muchas ocasiones de su infancia, no tener dinero para comer.

Así lo reveló hace tiempo Doña Carmen en una de las emisiones de su canal de YouTube, donde relató a detalle, gracias a su buena memoria, la anécdota de cómo vivió de niña con muchas carencias y la dura decisión que tomó su madre para sacarla adelante a ella y sus 7 hermanos.

TE PUEDE INTERESAR: Carmen Salinas recibió a Michelle Vieth en su CASA por esta PELIGROSA razón: VIDEO

Carmen Salinas padece pobreza

La infancia de Carmen Salinas fue muy dura. Por un lado, la alegría de tener a sus hermanos y familia; en contraparte, la tristeza de carecer de todo y de ver los esfuerzos de su madre para darles sustento. Así lo confesó ella misma, al recordar lo que aconteció en su infancia mientras vivió en Leona Vicario número 27 norte, dirección de su casa en Torreón, Coahuila.

"Cuando vivíamos en Leona Vicario, había ocasiones en que mi madre no tenía ni qué darnos de comer, era la situación tan apremiante de ella y se sentía tan triste y no saben cómo se sentía. Y nosotros nos sentíamos más tristes de ver la situación tan crítica y con tantas limitaciones que tenía mi mamacita para sacar adelante a 8 hijos.

"Menos mal que mi hermana Esthersita vivía con mi tía María, pero los demás, 7 hijos, vivíamos en Leona Vicario. Eran dos habitaciones y una cocinita, íbamos a un sanitario, eran como 5 o 6 sanitarios para toda la gente de la vecindad y dos baños para bañarnos", relató Carmen Salinas y agregó: "Si te querías bañar diario te podías bañar en la cocina de tu vivienda con una cortinita y a jicarazos, cae su agua en una cubeta, la tibia o calienta y con ese calor de Torreón cae muy fresca".

TE PUEDE INTERESAR: Carmen Salinas reveló la fecha FATÍDICA en la que han MUERTO sus 3 hombres amados: VIDEO

Dura infancia sin comer bien

Aunado a la situación en casa, doña Carmen recordó cómo era pasar días sin comer bien, algo que trajo anécdotas duras en torno a esto.

"Pero había ocasiones no había ni qué pudiéramos comer. Me mandaba mi mamá con la portera doña Matilde 'dile a ver si le sobraron tortillitas y ve con fulana a ver si nos regalan tantita azúcar'. Y luego mandaba a comprar un sobrecito de café, valía 10 centavos, nos ponía una jarrita blanca a hervir el agua y olía riquísimo el cafecito".

"Con eso nos daba tostaditas o un cuarto de leche para darnos algo de comer. Me iba yo con mi abuelita para traerme la comida que les sobraba, traía cazuelas con arroz y picadillo".

Incluso, confesó la ocasión que ella misma, por descuido, tiró comida para ella y sus hermanos.

"Recuerdo una vez que iba con mis cazuelas, iba a atravesar la calle y me atropelló una bicicleta, ni siquiera me levantó el señor. Ahí estaban las cazuelas rotas, yo quería levantar la comida llena de tierra, la quería juntar porque estaba a unos metros para entrar a la casa y pensaba ahora qué íbamos a comer. Como me acuerdo de esa escena tan triste", expresó.

Ella y sus hermanos, a una asilo de huérfanos.

Para paliar un poco las vicisitudes de crecer con pocos recursos, su madre tomó la dura decisión de llevarla a ella y sus hermanos a una asilo de huérfanos, lugar donde, por lo menos, tendrían algo que comer.

"Era tal la situación tan apremiante que a veces no teníamos para comer, había una asilo para niños huérfanos y a mi mamá se le ocurre la idea de llevarnos a esa asilo. Se puso de acuerdo con mis hermanos, Elenita, Roberto Sergio y Gustavito y nos dijo 'los voy a llevar a la asilo porque ahí de menos les van a dar un taquito, no les va a faltar de comer, les van a dar algo y voy a decir que son mis sobrinos y que son huérfanos. Cuando menos yo quiero que les den de comer, que no pasen tanta hambre'", recordó casi entre lágrimas.

En este sitio, les dieron alimento, algo que hasta la fecha recuerda y valora con detalle.

"Y nos llevó a la asilo y nos inscribió como niños huérfanos hijos de una hermana de ella que había muerto. Cuando podía nos llevaba un litro de leche y una bolsa con pan de dulce. Nos daban en las mañanas unos frijoles de la hoya con tortillitas y un cafecito negro, me encantaba a mí. A mediodía nos daban sopa de fideo y algún guisado con papitas o huevito. Una vez a la semana nos daban un pedazo de carne, me sabía a gloria. No saben las que pasamos en ese asilo", reflexionó.

Casi muere de pulmonía

Entre las cosas tristes de esa etapa de infancia en la asilo de huérfanos, doña Carmen Calinas recordó a la Madre Consuelo, una peculiar mujer que le hizo ver su suerte. Así narró qué le pasó con ella.

"Recuerdo que había una madre, la Madre Consuelo, le faltaba una pierna, traía una pierna de palo porque no había las prótesis de ahora. Y traía una cadena con las llaves de todo el asilo, a quién llegaba a hacer algo nos agarraba a cadenazos y nos encerraba en el cuarto de las escobas, cubetas, trapeadores, todas las cosas de limpieza o lo que no servía, nos castigaba y encerraba con llave", comentó. 

"Una vez me hice pipí en la cama porque era chiquita y me tenía frío, además de que me bañó con agua fría me agarró con la cadena a cadenazos y me castigó, me metió en el cuarto toda la noche dormí ahí. Oía a los ratones o animales, imagen que me hubiera picado una araña. ¿Ustedes creen que una niña iba a dormir ahí?".

Recordó que le pidió a su hermana Elena se escapara de la asilo para darle aviso a su mamá que ella estaba muy enferma de pulmonía, con fuertes fiebres. Fue así como su mamá llevó a un médico que atendió a Doña Carmen.

Para rematar la historia, Carmen Salinas recordó que al paso de los años, cuando ella ya trabajaba y le iba bien, volvió a esta asilo de ancianos para llevar cajas de huevo, costales de frijol, cajas de leche, sacos de azúcar y arroz, cajas de pastas, todo lo que se pudiera de comida o zapatos o ropa.

Carmen ahí dejaba su dinero par ayudar a los niños de la misma asilo de huérfanos donde ella vivió unos años de su infancia.

 

SIGUE LEYENDO

Así presumió Carmen Salinas la intimidad de su COCINA y su espacio más especial: VIDEO

¿Luis de Alba ha MUERTO? Así fue la sorpresa del comediante ante la noticia | VIDEO

¿Andrés García hizo cine PORNO? Así confesó los detalles el actor: VIDEO