“Dragon Ball” impulsó doblaje mexicano

Las historias de “Goku” y compañía tuvieron gran relevancia en los 90 cuando llegaron a México y conquistaron a los niños de la época

“Dragon Ball” impulsó doblaje mexicano
La serie original llegó a la televisión abierta diez años más tarde de su estreno en Japón en 1984. Foto: Especial

Hoy se cumplen 25 años de la transmisión del último episodio de Dragon Ball Z, la secuela del anime de Dragon Ball que llegó en los 90 a México y desde entonces ha logrado posicionarse en el gusto de los mexicanos. Entre los aciertos que dejó en el país fue el reconocimiento al doblaje mexicano. 

“Con esta saga, la figura del doblaje se visibilizó por parte de los fans y creció como industria. La voz de Goku (niño) la hacía una chica que se llama Laura Torres y comenzó a ser invitada a exposiciones para hablar de su trabajo”, comentó el crítico de cine José Antonio Valdés Peña.

Movimiento cultural

La lealtad hacia esta área fue tal, que en la película de Dragon Ball Evolution no se habían contemplado las voces de Mario Castañeda, quien interpreta a Goku adulto, ni la de Carlos Segundo como Piccoro, pero por la presión de los fanáticos, fueron incluidos; y es que los seguidores mexicanos  crearon un movimiento cultural alrededor de esta historia.

“Eso habla de una comunidad clavada, que cuida su mitología de una manera especial, mientras los fans de Starwars se pelean entre ellos, acá se protegen y cuidan la franquicia. Su creador, Akira Toriyama, nunca imaginó el impacto que tendría en un país como México”, agregó Valdés Peña.

El crítico recordó que cuando la serie llegó a México, la televisión no era lo que es ahora, sólo había dos cadenas en la mayoría de los hogares y aunque el manga ya había llegado en los 70, fue en los 90 cuando tuvo su auge gracias a esta historia; y considera que su éxito también fue porque cuenta la historia del viaje de un héroe que inicia en su infancia y fue creciendo con su público.

Historias occidentales

Jesús Chavarría, crítico de cine y especialista en cómics, señaló que esta serie es un ejemplo claro del enriquecimiento que hay entre distintos estilos que hizo Akira Toriyama (creador de este manga) al retomar elementos de historias occidentales. 

“Las similitudes entre Superman y Goku son claras, desde su llegada a la Tierra o sus nombres, pero es un sano enriquecimiento que se da en dos corrientes distintas que en mucho tiempo se manejaba una rivalidad”, explicó.

Caricaturas "Gringas"

Para Chavarría el éxito de la franquicia se debe a que llegó en un momento en que sólo estaban las caricaturas de Estados Unidos y sobre todo a que eran historias simples que respetaban valores como la amistad, lealtad, sacrificio y el superarse a sí mismo. 

“En las últimas historias, más en las películas, se pierde este tipo de valores. Las originales  fueron divertidas, pero al mismo tiempo inteligentes y conmovedoras, le valieron un estatus al personaje que lo convirtieron en un consentido a nivel mundial, pero sobre todo en México, pocas franquicias provenientes de Japón son tan queridas”, finalizó.

Por Patricia Villanueva 

avh


Compartir