“Hice lo que pude, MasterChef no solo es una competencia de comida sino también mental”: Lizzi

Sobre sus coqueteos con el Chef Herrera, la ex participante señaló que su forma de ser es coqueta, por lo que no deberían mal interpretarla

“Hice lo que pude, MasterChef no solo es una competencia de comida sino también mental”: Lizzi
Lizzi no se guardó nada tras su salida y mandó un contundente mensaje. FOTO: ESPECIAL

Tristemente una vez más MasterChef México le dijo adiós a un participante más, siendo la participante Lizzi la desafortunada en abandonar “la cocina más famosa de México”, sin embargo, no se despidió sin antes mandar un contundente mensaje a todos sus detractores.

Luego de su expulsión Liz compartió en su cuneta de Instagram una fotografía acompañada de un mensaje en el que se le puede leer:

“Yo no vine a ganar un millón de pesos, a nadie le cae mal, pero no era mi objetivo. Toda la vida he tenido lo que he querido (…) Me quedo con las experiencias, cumpliendo con mis propias expectativas”, escribió. 

De manera contundente se refirió a sus detractores a quienes solo les deseo suerte “¿Qué opina la gente de mí? Me vale sus opiniones (…) A los haters ¡qué Dios les dé más!”, escribió.

Más que solo una competencia de comida

Está mañana la recién expulsada de MasterChef estuvo como invitada en Venga la Alegría donde se dijo emocionada por su participación en MasterChef y agradecida por la oportunidad brindada.

Sobre sus coqueteos con el Chef Herrera, la ex participante señaló que su forma de ser es coqueta, por lo que no deberían mal interpretarla, aunque confesó que los barbones le encantan e incluso le acarició su barba a Pato Borghetti.

En tanto a su salida Lizzi señaló que “hizo lo que pudo”, pues narró que desde días antes de su expulsión ella ya pronosticaba su salida, pues desde su punto de vista “MasterChef es más que una competencia de comida, pues es una competencia de resistencia, de manejar tus emociones y tener esa inteligencia emocional”.

Razón por la que al sentir que no podría dar más y extrañar demasiado a su familia la nostalgia la invadió y “uno conoce sus limitaciones”, “un mal día te deja afuera”, señaló.

 


Compartir