Las reestructuras de créditos no son de a gratis: CNBV

Las reestructuras no son de a gratis, no es dinero regalado, quienes las reciban, en un total, comparando la tabla de amortización original con la nueva, implican pagos nominales mayores para los deudores

Las reestructuras de créditos no son de a gratis: CNBV
Con una reestructura, que considere un plazo de 37 meses Foto: Especial

La reestructuración de los créditos que se vieron afectados por la pandemia no va a ser gratis para los usuarios, porque, en el total, van a terminar pagando más de lo originalmente establecido, comentó el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Juan Pablo Graf.

“Las reestructuras no son de a gratis, no es dinero regalado, quienes las reciban, en un total, comparando la tabla de amortización original con la nueva, implican pagos nominales mayores para los deudores”.

Durante la videoconferencia magistral en el décimo Congreso de Investigación Financiera del IMEF, el funcionario ejemplificó el caso de un crédito con un saldo de 52 mil pesos, un plazo de 20 meses, con una tasa de interés de 24 por ciento y un pago mensual de tres mil 180 pesos, lo que implica un adeudo total de 63 mil 603 pesos.

Con una reestructura, que considere un plazo de 37 meses, una tasa de interés de 21 por ciento y mensualidades de mil 921 pesos, el adeudo total sube a 71 mil 77 pesos.

Bajo este ejemplo, si bien mensualmente el deudor paga menos, al final del plazo, la liquidación del financiamiento en su totalidad fue 12 por ciento mayor.

Durante su discurso, Graf recordó que las facilidades contables que las autoridades presentaron consideran reducciones en las tasas de interés, pagos mensuales más bajos, mayores plazos de liquidación, mensualidades crecientes (se empieza pagando poco y después de cierto tiempo aumentan las parcialidades) y quitas.

Sin embargo, sobre estas últimas, dejó en claro que es la última opción, considerando el impacto que generan para la rentabilidad de la banca y otras instituciones financieras, así como de los clientes que ahorran su dinero.

Estas facilidades contables son opcionales para los bancos, los cuales, bajo su iniciativa, ya empezaron algunas reestructuras.

Por la mañana, en el mismo evento, Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, dio a conocer que de finales de agosto al 30 de septiembre se reestructuraron créditos por 75 mil millones de pesos, aún sin los beneficios contables. 

El presidente de la CNBV recordó que a la primera etapa de ayuda a los usuarios del sistema financiero que se vieron afectados por la pandemia, la cual consistió en el diferimiento de pagos por hasta seis meses, se sumaron 8.6 millones, 7.2 millones de los cuales fueron de la banca, por un monto de 1.4 billones de pesos, equivalente a 15.5 por ciento de la cartera total.

Por: Fernando Franco 


Compartir