GRITO HOMOFÓBICO

Grito homofóbico: Conoce el origen de esta polémica expresión y sus consecuencias para la Selección Mexicana

Los mismos jugadores del Tri han solicitado que deje de utilizarse esta palabra que implica un sinónimo de cobardía o de falta de hombría, estigmas que buscan erradicarse actualmente

DEPORTES

·
El grito homofóbico se ha utilizado en los partidos de la Selección Mexicana de Futbol Varonil. Foto: Cuartoscuro

La Selección Mexicana de futbol varonil se ha visto involucrada en diferentes escándalos durante los últimos años, especialmente a consecuencia del grito homofóbico que suele escucharse cada que hay un saque de meta. Sin embargo, la reacción de la afición, misma que se ha empeñado en pronunciar el también llamado grito discriminatorio, ha estado a punto de costarle importantes partidos al equipo nacional. 

Después de que el uso del grito se comenzara a popularizar, se convirtió en una tradición que ahora se busca erradicar. Esta práctica en la que se busca ofender al equipo rival no solo ha sido señalada por grupos de activismo, sino también por organizaciones de alto nivel, como la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). La controversia del grito ha sido tal que la FIFA ha optado por realizar una serie de multas y castigos, como la posible ausencia de la selección varonil en la Copa Mundial

El grito ha sido criticado por organismos internacionales. Foto: Twitter @PrensaTam

¿Cuál es el origen del grito?

De acuerdo con una serie de investigaciones, el inicio del grito puede rastrearse hasta Guadalajara, a principio de los años 2000, cuando los aficionados tapatíos querían expresar su enojo en contra de Oswaldo Sánchez, quien había cambiado en diferentes ocasiones de equipo. Su poco compromiso ocasionó que el público deseara vengarse de él, lo que expresaron cada que el jugador cobraba un saque de meta. 

Sin embargo, la rivalidad en el futbol no data de esa década, sino de muchos años atrás, cuando se utilizaban insultos en contra de la alineación visitante. A pesar de ello, no fue hasta que surgió el llamado grito homofóbico que la situación comenzó a tornarse polémica. Se cree que la primera vez que la expresión se llevó a las canchas internacionales fue en el Preolímpico rumbo a Atenas 2004, precisamente en Guadalajara. 

Homofobia y discriminación

La razón de que en las gradas se escuchara el insulto homofóbico se debió, precisamente, a que el portero rival de la Selección Mexicana de futbol varonil era homosexual, algo que en la cultura machista suele ser considerado una "debilidad", por lo que la situación continuó replicándose hasta llegar a los mundiales de Alemania y Sudáfrica. A pesar de ser considerado una broma o una tradición propia del futbol, el grito ha ocasionado una serie de polémicos debates al respecto. 

Las personas que lo justifican suelen ser hombres aficionados al futbol; sin embargo, los mismos jugadores del Tri han solicitado que deje de utilizarse esta palabra que implica un sinónimo de cobardía o de falta de hombría, uno de los estigmas que la comunidad homosexual, principalmente, pretende erradicar. Además, este insulto ha ocasionado costos tan significativos como las más de 15 penalizaciones desde la Copa Mundial en Brasil en 2014 por no atender la situación.