EL SANTO

EL Santo: ¿Quién fue conocida como la novia del Enmascarado de Plata?

La leyenda de El Santo trajo consigo la creación de muchos personajes que giraban a su alrededor

DEPORTES

·
Foto: Especial

El personaje de El Santo al que conocimos y vimos luchar contra los más grandes gladiadores de su época y también combatir a momias y demás villanos en las películas, no pudo estar solo en la vida y por eso es que se le relacionó con una de las precursoras de la lucha femenil: Irma González Muñoz, nacida en Cuernavaca, Morelos el 20 de agosto de 1936.

Irma fue campeona femenil en México e Indonesia, campeona femenil de UWA y ha poseído el campeonato mundial femenil de los Estados Unidos.

Entre sus grandes trofeos que consiguió dentro del encordado se encuentran las cabelleras de Chabela Romero, Martha la Sarapera, La Mujer X, La Rebelde, Chela Salazar y Charito Silva.

Origen de La Novia del Santo

En la mitad de la década de los 60’s, González contraería matrimonio, por ende su esposo se oponía a que siguiera luchando. Con la autorización de El Enmascarado de Plata, y en aras de conservar el secreto para con su prometido, Irma González siguió en los cuadriláteros bajo el nombre de La Novia del Santo.

Pensando en varios nombres, ninguno terminaba por satisfacerme. Entonces vi una revista de deportes y vi al Santo y se me ocurrió La Novia del Santo.

"Al día siguiente fui a hablar con él y amablemente me dio su autorización", contó Irma en una entrevista.

Usando una máscara similar a la del plateado, batalló durante siete meses antes de casarse, convirtiéndose así en la única persona que no pertenece a la familia de El Santo que ha utilizado el personaje.

Nombre de  El Santo

Si bien hoy en día es raro encontrarse con alguien entre nuestro grupo de familiares y amigos que no sepan quién es El SANTO, la figura del enmascarado de plata no fue la primera que personificó Rodolfo Guzmán Huerta, quien inició su andar en la lucha libre  lejos de los grandes reflectores de La Arena México y también bajo otros nombres que sin lugar a duda carecieron de éxito.

Rodolfo inició en las promociones regionales de lucha mexicana en 1934, originalmente compitiendo como Rudy Guzman, nadie se burle de su creatividad, porque esa surgió más adelante.

Pronto fue contratado por  la empresa Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), quien lo rebautizó como El Hombre Rojo, pero en 1936, CMLL casi había renunciado al joven luchador, por lo que dejó la compañía. Volviendo a las promociones independientes, se puso una máscara por primera vez, bajo el nombre de El Murciélago Enmascarado.

Un conflicto legal apareció en la vida de Rodolfo Guzmán

Los promotores querían desvincularlo del Hombre Rojo A medida que El Murciélago comenzó a escalar, la noticia captó los oídos del original El Murciélago Enmascarado., lo que llevó a una acción legal contra la estrella más joven para que deje de usar su sobrenombre. Si bien al principio parecería desastroso para el hombre, sería lo mejor que le podría haber pasado.

AV