CULTURA

Festival El Aleph analiza el olor del mal al de la violencia de género

La edición de este año, que será del 13 al 21 de mayo, fue pensada en cuatro bloques temáticos y participarán 417 invitados de seis países

CULTURA

·
Mascaraque llegará a México con una inquietante ponencia: El mal tiene un olor inconfundibleCréditos: Especial

En la Edad Media, el mal siempre se asoció con un olor desagradable; el del azufre, por ejemplo, era el olor del infierno, pero en general “las sociedades occidentales tenemos muy poco en común con los olores, de hecho, no le ponemos ni nombre a los olores, siempre decimos ‘huele como algo’”, dice la investigadora Laura López Mascaraque, presidenta y cofundadora de la Red Olfativa Española.

Ella, junto con otros 416 invitados de seis diferentes países, forman parte de la séptima edición de El Aleph. Festival de Arte y Ciencia, que del 13 al 21 de mayo pr??ximo, se lleva a cabo en el Centro Cultural Universitario y otras sedes azul y oro como el Jardín Botánico, el Espacio Escultórico, el Pabellón Nacional de la Biodiversidad y el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).

Mascaraque llegará a México con una inquietante ponencia: El mal tiene un olor inconfundible, en la que hablará de la actividad neuronal detonada por los estímulos olfativos y los olores asociados a la maldad y a la empatía. Los olores, dijo, “pueden tener un efecto agresivo o relajante y esto puede crear un ambiente de armonía o de paz”, aún más cuando al menos 400 genes están asociados al olfato, mientras sólo tres a la vista, “por lo que casi el 3 por ciento del genoma humano se dedica a oler”.

Las actividades incluyen una clase masiva de posturas en las Las Islas con la maestra de yoga Andrea Borbolla

Este año, El Aleph tiene como eje temático violencia y la cultura de paz. De acuerdo con Rosa Beltrán, coordinadora de Difusión Cultural de la UNAM, se realizaran 80 actividades, 109 funciones en 18 sedes y 45 colaboraciones. “Su tema tiene que ver con cómo se construye la cultura de paz aunque su punto de partida sean las violencias; creímos que después de la pandemia habíamos aprendido mucho y saldríamos a un mundo de aguas cristalinas y no es así”, señaló.

El Aleph es más que un encuentro académico; este año la curaduría ha estado a cargo de Juan Ayala, secretario técnico de Programación y Planeación de Cultura UNAM y del divulgador de la ciencia José Gordon. Durante nueve días se dictan charlas y conferencias, y se organizan talleres, funciones de teatro, música, circo, danza, así como proyecciones de cine.

“El problema es cómo cambiar nuestros paradigmas, cómo cambiar nuestras visiones, cómo tener los diagnósticos certeros de cómo y porqué se genera la violencia, que está relacionada con la inequidad, con desigualdades, con violencia de género, con injusticia y problemas económicos, todas estas áreas se van a abordar”, explicó Gordon.

El Aleph tiene como eje temático violencia y la cultura de paz

Al cartel de personalidades invitadas se suma la doctora etiope Timnit Gebru, quien hablará del desarrollo de una inteligencia artificial con un sentido ético; el doctor estadounidense Frederick Travis, quien expondrá el funcionamiento neuronal de una persona durante un estado de meditación trascendental, y el físico argentino José Edelstein, quien evocará el sueño incumplido de Eistein de encontrar un sistema armónico entre las fuerzas de la naturaleza, incluyendo la humana.

La edición de este año del encuentro fue pensada en cuatro bloques temáticos: Física moderna: correlación en el fondo de la naturaleza, El cerebro y la conciencia: la empatía y el problema de cómo imaginar al otro, Medicina: la salud y la armonía del cuerpo colectivo, y Medio ambiente: las ciencias de la complejidad.

Las actividades incluyen una clase masiva de posturas en las Las Islas con  la maestra de yoga Andrea Borbolla y un conversatorio en el que participa la cantante Andrea Echeverri y la saxofonista, activista y feminista María Elena Ríos; otra mesa más lleva el título Desapariciones en México: Nuevos umbrales de una política criminal, en el que participa Yolanda Morán, madre buscadora y fundadora del Colectivo Buscando Desaparecidos México (Búscame).

Elementos

-13 de mayo se presenta la obra Un poyo rojo, sobre la idea del movimiento corporal.
-16 y 17 de mayo se presenta la pieza Loki, que explora la identidad y la expresión del yo.
-18 mayo, el performancero Guillermo Gómez Peña presentar The Pandemia Chronicles. A Divination Ritual.

Sigue leyendo:

La fragilidad y la desigualdad, temas de la obra teatral Costo de vida

FOTOS | Fiesta del Libro y la Rosa de la UNAM: así fue el banderazo de la 15 edición de la feria

“Pluma y plomo” de Emiliano Gironella Parra llega a la academia de Bellas Artes de Lódz