ARTES

Contradanza ofrece cuatro estrenos mundiales que indagan la relación del cuerpo con el mundo sonoro

La compañía de danza contemporánea presenta en el Centro Nacional de las Artes el programa En los laberintos del tiempo, que indaga sobre la relación del mundo sonoro y la danza

CULTURA

·
El grupo se presenta el viernes 5 de agosto a las 20:00 horasCréditos: Cortesía Enrique Appleton

Música y danza, dice la coreógrafa Cecilia Appleton, son pensamientos. “Siempre que recuerdo, desde mucho tiempo atrás, la música ha sido una compañera; desde la danza la podemos ver desde muchas conexiones: como compañera o hay quienes exageran y la usan casi como de fondo”, afirma la directora de Contradanza.

A un año de cumplir cuatro décadas en el escenario, y luego de la “tremenda” pausa que fue la pandemia, la compañía está de regreso (del 5 al 7 de agosto, en el Teatro Raúl Flores Canelo del Cenart) con el estreno mundial de “En los laberintos del tiempo”, programa que integra “Quebranto”, “Azul es nuestro hogar”, “Presencia” y “Mortalidad”, cuatro piezas que indagan en la relación del cuerpo con el mundo sonoro, sobre la creación musical y su mediación con el devenir sonoro de los sentimientos, las razones y la escena

“Tanto la música como la danza son pensamientos, una forma de pensar que alguien concibió, lo que sucede cuando ponemos movimiento es que estamos en empatía, estamos tratando de recibir la propuesta de composición musical, estamos empáticos y atentos; el cuerpo tiene mucha intuición y desde que el hombre existe tuvo una gran relación con los sonidos”, señala.

Cada pieza del espectáculo inició con una composición: en “Quebranto”, con coreografía de Yseye Appleton, la música es “Y los oros la luz” de Ana Lara, interpretada por Ónix bajo la dirección de Alejandro Escuer. En “Azul es nuestro hogar”, Appleton responde a la gratitud del compositor Eduardo Soto Millán, quien tras obsequiarle la composición le invita a colaborar artísticamente.

El resto es “Presencia”, también con música de Ónix, que indaga en la relación con los sonidos y ese “instante-atento” en el que el bailarín, el cuerpo, responde a lo que escucha. En tanto, “Mortalidad”, con coreografía de Rosanna Gamson, es el Movimiento núm. 8 de la “Alabanza por la inmortalidad de Jesús”, del Cuarteto para el fin de los tiempos, de Olivier Messiaen, cuya música fue interpretada por primera vez en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

“Esta es una propuesta que empieza por querer ubicar a los compositores, a cuatro de ellos, y desde ahí conectarnos con sus universos sonoros, y con el asunto filosófico, con su interés para crear una pieza musical y cómo nosotros, como creadores escénicos, podemos darle vida a través de la danza, en la coreografía”, agrega.

  • Contradanza se presenta el viernes 5 de agosto a las 20:00 horas.
  • También el sábado 6 a las 19:00 horas y domingo 7 a las 18:00 horas.
  • Antes de que termine el año participarán en Circuitos Chapultepec 
  • 40 años cumplirá la compañía el año entrante 
  • 4 piezas integran el programa con el que regresa a los escenarios

PAL