CÚPULA

Museo Soumaya, ante el cambio de paradigma

Con la irrupción de la pandemia, Los sitios culturales se han obligado a volverse aún más creativos

SEDE. Museo Soumaya en Plaza Carso, Ciudad de México. Foto: cortesía Museo Soumaya
Escrito en CULTURA el

No vivimos un tiempo de cambios, sino un cambio de tiempo. En la era del conocimiento las sociedades son más participativas. Fortalecer el sector cultural, una de las contribuciones más nobles y que mayores aportes tiene, no sólo al PIB —que no es un tema menor—, que resulta fundamental para reconstruir el tejido social resquebrajado, y crear memoria.

En los paradigmas y desafíos de la nueva civilización, las colecciones rebasan su identidad cerrada; se conservan, investigan y comparten. Así, más allá del mercado, el coleccionismo activo incide en el círculo virtuoso del arte y frente al Estado, con menor inversión, los museos no gubernamentales también han experimentado transformaciones sustanciales como espacios democratizadores, inclusivos y polifónicos para el diálogo crítico entre los pasados y los futuros… El patrimonio cultural tangible mueble se interpreta y expone en busca de ampliar la comprensión del mundo, con el propósito de contribuir a la dignidad humana y a la justicia social, a la igualdad, a la sostenibilidad y al bienestar… 

Asimismo, nuestras oralidades y tradiciones también convergen en los museos.

Con el desafío de reconvertir los antiguos terrenos con naves industriales en zonas de usos mixtos, hace 27 años nació Museo Soumaya. Para la primera sede se recuperó la Fábrica de Papel de Loreto y Peña Pobre, en el sur capitalino. El 1 de agosto de 2001, tras la suma de voluntades de distintos actores y sectores, inició la revitalización del Centro Histórico. Con esa experiencia, en 2011, al poniente de Ciudad de México, en la colonia Ampliación Granada, hace una década nació Plaza Carso. El detonante del desarrollo fue el edificio de ingeniería mexicana para la colección de arte de Fundación Carlos Slim. En 2018 se completó el eje cultural con la apertura del Casa Museo Guillermo Tovar de Teresa, en la Colonia Roma.

Desde 2000, la ecuación se ha partido y la experiencia significativa se da tanto en las salas de los museos como en las calles y en las plazas públicas. Un nutrido programa de exposiciones itinerantes y proyectos de educación y responsabilidad social, hacen que Museo Soumaya comparta su oferta cultural de manera gratuita con los más amplios públicos en todo el país y especialmente en el resto de América Latina.

En el entorno inmediato de la sede en Plaza Carso, se emprendió en 2013 el esfuerzo plural de Fundación Carlos Slim por restituir el tejido social en las colonias Pensil.

Con la experiencia de las nuevas tecnologías, el arte de Museo Soumaya trasciende en el ámbito virtual: la página museosoumaya.org marcó precedentes en la web. Se dialoga permanente en las redes sociales y se ha implementado Realidad Virtual y Realidad Aumentada con RA Infinitum, una aplicación sin costo que permite el escaneo de imágenes para obtener más información sobre las obras. Asimismo, se trabaja de manera permanente en alimentar y corregir entradas de la Wikipedia, así como el perfil del Soumaya en la plataforma de gran alcance Google Arts & Culture.

Como en todo el orbe, la pandemia del SARS-COv-2 ha dado un golpe definitivo a la premisa presencial dentro del espacio público. Los sitios culturales se han obligado a volverse aún más creativos y Museo Soumaya publicó el catálogo de sus colecciones y su revista mensual, que se edita ininterrumpidamente desde 1997: todo sin candados y de libre acceso, bajo la consigna del conocimiento libre.

Arte mexicano que dialoga con lo universal en un espacio de encuentro que hasta hoy ha recibido 13.1 millones de visitantes. Millones más desde el ciberespacio.

El proyecto cultural de Fundación Carlos Slim comprende el diálogo permanente entre colecciones de arte e historia. Obras adquiridas una a una de antiguos maestros europeos y virreinales; piezas del occidente mesoamericano, en comodato con el Instituto Nacional de Antropología e Historia; dibujo; estampa; artes aplicadas; fotografía; numismática; moda; paisaje del México independiente, retrato y miniaturas; pintura del romanticismo al impresionismo y las vanguardias; el acervo más completo en el mundo del pensador universal Gibran Kahlil Gibran; fondos documentales como el archivo de Gutierre Tibón o el donado por la crítica de arte Raquel Tibol y los documentales de Demetrio Bilbatúa; la Era de Rodin, con la colección más importante del escultor francés fuera de su país; el compendio de arqueología industrial y el arte del calendario de la Fábrica Galas de México; arte latinoamericano del siglo XX; las colecciones de Guillermo Tovar de Teresa...

En palabras del ingeniero Carlos Slim Helú:  "Debemos de encontrar la manera de hacer que todo lo fundamental y deseable sea universalmente accesible. 30 siglos de historia y creación que se conservan y comparten gratuitamente".

En tiempo de reconciliación, resiliencia y longanimidad, desde México, la identidad de Museo Soumaya será siempre: arte para todas, todos, todes… Hagamos comunidad. 

Por Alfonso Miranda Márquez

Director de Museo Soumaya

Presidente de la Asociación Internacional de 

Críticos de Arte-Sección México

@A_mirandam

PAL