Cuando CAIFANES se amparó a los dioses ocultos para crear 'El Diablito', obra que definió al Rock Mexicano

Después del éxito de «La Negra Tomasa» (1989), Caifanes decidieron eludir la brisa tropical para adentrarse en un sendero lleno de tequila y nopales

Cuando CAIFANES se amparó a los dioses ocultos para crear 'El Diablito', obra que definió al Rock Mexicano
Foto: Especial.

Después del éxito de «La Negra Tomasa» (1989), Caifanes decidieron eludir la brisa tropical para adentrarse en un sendero lleno de tequila y nopales. El nuevo rumbo incluyó la incorporación de Alejandro Marcovich como guitarrista principal.

Saúl Hernández continuó con sus letras intrínsecas y llenas de metáforas pero ahora no tan oscuras como en el álbum debut. Los ataúdes fueron sustituidos por flores y cartas de lotería, cómo se puede apreciar en la portada de «Caifanes Volumen II» donde el ahora quinteto (con Alfonso André en la batería, Diego Herrera al teclado y el bajista Sabo Romo, completando la formación) se coloca al amparo del ángel que cuida a la Virgen de Guadalupe y a dos milagros en forma de corazón.

El viaje empieza con «Detrás De Ti», potente rock aderezado con energía sin igual. Los puntos álgidos son la oscura «Sombras En Tiempos Perdidos», «El Negro Cósmico», «Antes De Que Nos Olviden» (con dedicatoria especial a la generación del '68), que cierra con un “amén” y «Los Dioses Ocultos».

Recibió el nombre de «El Diablito», debido a la figura que aparece en la portada.
Foto: Discogs.

La bandera de una generación

Pero la canción clave es «La Célula Que Explota», que incluye un arreglo de mariachi. Si bien, bandas como Los Dug Dug's o Botellita De Jerez ya habían incorporado elementos de la cultura mexicana en el rock en español, los Caifanes llegaron a un público más amplio logrando que la canción se convirtiera en una bomba al ser publicitada en todos los medios de comunicación.

Ya emborrachado, el periplo termina con la nocturna «Amárrate A Una Escoba Y Vuela Lejos».

Gracias a «El Diablito» (como también es conocido el álbum), Caifanes se convirtió en la bandera de una generación de músicos mexicanos y convirtió al rock hecho en México como la tendencia imperante durante los años '90.

Por RODRIGO CASTILLO.


Compartir