Este es el origen de la palabra Otaku y su connotación negativa por culpa de un asesino

La palabra Otaku viene del término japonés, para hablar de la casa de otra persona, pero  con una connotación honorífica, casi como un equivalente a "usted" en español, pero fue hasta la década de los 80 cuando adquirió el significado peyorativo

Este es el origen de la palabra Otaku y su connotación negativa por culpa de un asesino
La palabra era respetuosa hasta que en 1980 un asesino le cambió la connotación. Foto: EFE

La palabra Otaku, es una definición que ha traspasado fronteras gracias a la difusión de la cultura japonesa del  manga y el anime, son todo un fenómeno global que hasta 2012 dejaba 290 mil millones de yenes de ganancias. Sin embargo, aunque actualmente la utilicemos para identificar a los aficionados de la animación y de las historietas japonesas, junto con sus derivados.

La palabra Otaku viene del término japonés, para hablar de la casa de otra persona, pero  con una connotación honorífica, casi como un equivalente a "usted" en español, pero fue hasta la década de los 80 cuando adquirió el significado que le damos hoy en día. 

¿Cómo se acuñó el término?

El periodista japonés Akio Nakamori fue el primero en utilizar la palabra otaku, en su columna Otaku Research para la revista sobre manga  Manga Burikko. Sin embargo, parece que el peso peyorativo, que se le da a la palabra "otaku" proviene de que Nakamori usó el término para referirse a los seguidores de la animación, como desagradables.

Aunque, entre integrantes de esta subcultura ya se llamaban a sí mismos entre sí, de esta forma. Claro, que  Lawrence Eng, experto en ciencias sociales, doctorado en estudios de Ciencia y Tecnología con la disertación sobre la apropiación de la subcultura otaku en este campo. 

El especialista expuso algunas teorías sobre cómo los aficionados al anime y Manga y comenzó a llamarse otaku entre sí. Una de ellas es que dentro de la comunidad se intercambiaban información y bienes, pero este trato de negociación era impersonal, pues no buscaban amistades, pero la comunidad  se fue haciendo cada vez más integrada por más y más personas. Razón que los llevó a llamarse "Otaku" (usted) cuando convivían entre sí.

La segunda teoría habla de que "otaku" se usa para referirse a alguien que vive "fuera de su propia casa" de acuerdo a su etimología japonesa. Así, se insinuaría que los seguidores de esta forma de entretenimiento  son antisociales, sin embargo, el experto consideró que es poco probable debido al sentido negativo que se le da a la palabra.

Una tercera teoría proviene de Toshio Okada, productor, actor y conferencista de ánime que se citó con el artista plástico, Takashi Murakami donde sugiere que dirigirse a una persona como otaku, surgió a partir del anime Super Dimensional Fortress Macross de 1982.

A este asesino los otakus deben su mala reputación

Tsutomu Miyazaki, mejor conocido como “El asesino otaku” fue un asesino en serie que causó terror en los años 80. El nacimiento prematuro del japonés, causó una deformación en sus manos, cosa que le trajo bullying escolar a una edad temprana en la escuela.

Su refugio fue el estudio y los cómics maga y anime. Tuvo un buen rendimiento académico hasta la preparatoria, donde descuidó la escuela y empezó a dibujar manga y dedicarse a la fotografía. El género que más le gustaba era el gore, por lo que se obsesionó con estos contenidos, pero no fue sino hasta la muerte de su abuelo, cuando se detonaron sus problemas mentales.

Fue hasta 1988 cuando Tsutomu Miyazaki secuestró, violó y asesinó a un niña de cuatro años. Y un año después, Miyazaki repetiría el mismo "modus operandi" con otras cuatro niñas. En 1989,  trató de raptar a una niña, pero esto  se vio frustrado cuando el padre de la menor lo detuvo, sin embargo, su asesino escapó y abandonó su auto en la escena. Cuando trató de recuperarlo fue detenido por la policía.

Durante su detención, las autoridades registraron el departamento de Miyazaki  y encontraron 6 mil cintas de videos de sus víctimas, la mayoría  eran anime del género gore.  17 días después  lo condenaron a la horca y el asesino continuó leyendo mangas en prisión hasta el 17 de junio de 2008. 


Compartir