Jorge Cejudo "El Cejas" invita a la gente a viajar por el mundo sin salir de casa

El diseñador y dibujante compartió diariamente, durante el confinamiento por la pandemia, un dibujo en su cuenta de Instagram, de más de 200 lugares del mundo

Jorge Cejudo "El Cejas" invita a la gente a viajar por el mundo sin salir de casa
HABRÁ LIBRO. El dibujante espera mejorar el ánimo de las personas con su arte

En plena crisis pandémica, una hoja de papel y un bolígrafo pueden ser el boleto de viaje a cualquier parte del mundo. Cuando en marzo pasado la llegada del Covid-19 obligó a todos a quedarse en casa, el diseñador y dibujante Jorge Cejudo “El Cejas” (Ciudad de México, 1969) extrañó el pequeño recorrido que diario hacía a su oficina y recordó con nostalgia las rampas de un centro comercial con el que siempre se topaba.

“El 18 de marzo hice un dibujo de un señor metiéndose a su casa, fue el último que deje en la calle y al día siguiente extrañe caminar hacia mi oficina y ver las rampas de una tienda, por eso lo dibuje y lo deje ahí, para quien quisiera verlo”, cuenta vía telefónica.

El Cejas” pensó entonces que el confinamiento no tenía porqué ser una prisión y decidió salir, desde su casa, a conocer el mundo. Con aquel dibujo del centro comercial, inició un trayecto que título “Viajando sin salir de casa” y que le llevó de Pisa, Italia, a la Ciudad Radiante, diseñada por Le Corbusier en Marsella; y del Parque Nacional Amboseli, en Kenia, al Desierto de los Pináculos en Australia.

De ese largo trayecto, surgieron más de 200 dibujos que Cejudo compartió diariamente en su cuenta de Instagram: @soyelcejas y que proximamente, apareceran reunidos en un libro que se podrá adquirir en la página del dibujante: elcejas.com.

El proyecto para Cejudo fue más que un divertimento durante el encierro, se trata de un “ejercicio de disciplina creativa” que comenzó en 2012 cuando vivía en Mérida, Yucatán. El 1 de enero de ese año, “paseando a mis chamacos en carreola ví un número 1 pintado en una piedra, le tome foto y lo subí en redes sociales; al día siguiente me encontré un 2 e hice lo mismo, luego un tres y un cuatro, y así me seguí los 365 días del año”.

De regreso en la Ciudad de México, en 2014 decidió llevar esa práctica diaria al dibujo y compartirlo en redes sociales, a veces a color y luego en blanco y negro; sin parar un solo año, en 2016 hizo lo mismo pero con canciones, pensaba en un tema o recordaba alguno que hubiese escuchado, y lo plasmaba en un dibujo. Dibujaba, lo compartía en redes y después dejaba sus trazos en la calle para que alguien lo tomara. Así siguió hasta que llegó la pandemia.

“Se me ocurrió que podía hacer salidas de casa pero con la imaginación, dije: ‘yo nunca he ido al Taj Mahal, voy a ir, ahora que hay tiempo guardados en casa vamos a viajar’; luego hice el buda de Kamakura, Japón, y así fueron se complementando. Un amigo me dijo ‘por qué no vas a tal lugar’, y le dije: ‘vamos juntos, tú eres como el guía de turista y nos cuentas qué hicimos en el viaje’; así surgieron los viajes compartidos”.

Con más de 30 años de experiencia en el arte y el diseño, el dibujo de “El Cejas” tiene un estilo propio. Su trazo se caracteriza de líneas simples saturadas, que parecen haber sido dibujadas de un solo plumazo. Su gran maestro, afirma, es el diseñador gráfico Gonzalo Tassier (1941), “en mi dibujo está su influencia de cierto modo, lo voy homenajeando en cada trazo que hago”.

“Mi dibujo lo veo como algo gestual, son trazos muy rápidos, me gusta siempre hacer el primer trazo de una sola línea y ya después meterle más detalles, yo lo veo más como un trazo gestual, muy dinámico; es un dibujo figurativo pero orgánico, de un solo trazo casi imperfecto, como una imperfección ordenada”, cuenta. 

Por: Luis Carlos Sánchez 


Compartir