TENDENCIAS

¿Cuáles son los medicamentos que hacen falta para los niños con cáncer?

Uno de los problemas que más han afectado al sector salud y a la sociedad mexicana en general es la falta de medicamentos

Protestas por la falta de medicamentos oncológicos Foto: Cuartoscuro
Escrito en TENDENCIAS el

Desde que inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha hecho evidente que uno de los problemas más visibles es la falta de medicamentos y específicamente los que son del cuadro oncológico; este hecho ha generado protestas, señalamientos sobre las autoridades de salud y una fuerte presión para los gobiernos locales y el federal por la falta de los mismos.

En diversas ocasiones, padres de familia organizados se han manifestado en diversos puntos de la Ciudad de México para exigir respuestas por parte de las autoridades federales ante el desabasto, sin embargo, a pesar de que se llevan a cabo mesas de trabajo y se establece una cadena de suministro, al poco tiempo vuelve a surgir el problema.

El gobierno federal decidió quitarle al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad Social y de Servicios para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) la tarea de comprar los insumos médicos necesarios para sus unidades médicas y sacó del juego a las empresas mayoristas de los proyectos de licitación, con el argumento de que este modelo favorecía a los grandes laboratorios y con ello se corría el riesgo de incentivar la corrupción.

Ante ese reto, el gobierno federal creó el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), luego de la extinción del Seguro Popular y con ello se determinó que el Instituto sería el encargado del cuadro de medicinas que se tenían destinados para los mexicanos enfermos con cuadros oncológicos, y de otras enfermedades que requieren atención y medicamento difícil de poder obtener en las farmacias o que tenían un costo muy elevado.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia por Covid-19 y el confinamiento de los habitantes, además de la reconversión de los hospitales para atender a la población afectada, el problema surgió y se agudizó luego de que uno de los países que se especializa en la fabricación de los insumos (la India) presentó primero un freno en la producción y después cayó en desgracia por la pandemia de Covid y se frenó la producción en un alto nivel.

De acuerdo con el colectivo Cero Desabasto, formado desde el año 2019 y quien cada cierto tiempo entrega un informe sobre el desabasto en el país, indicó en su último reporte que detectó —773 reportes—, en cerca de 30 entidades federativas distintas, lo cual representa una participación en el 94% del territorio nacional. La Ciudad de México ocupó el primer lugar de la lista de este cuatrimestre con 31% del total de casos reportados, seguido del estado de Jalisco con 10% de registros, y el Estado de México y Chihuahua con el 9%.

El IMSS se mantiene a la cabeza con el mayor número de reportes por desabasto en el cuatrimestre (43%), en parte, por ser la institución que otorga más número de atenciones al año en el país. Le sigue el ISSSTE con 28%; 21% de reportes en unidades de INSABI y el 10% restante lo aglomeran los servicios estatales de salud, los Hospitales de Alta Especialidad e Institutos Nacionales de Salud y otros subsistemas federales.

La diabetes toma la primera posición como la patología con más reportes, uno de cada cinco reportes es por falta de medicamentos para el control de esta enfermedad. Le siguen pacientes con cáncer (16%) y enfermedades reumatológicas (por ejemplo, lupus o artritis) con el 10% de los casos.

En 2021, tres de cada diez personas que reportaron en su plataforma la falta de medicamentos, perciben a la corrupción como la causa por la que no se proporciona el medicamento indicado.

¿Qué medicamentos son escasos?

Además de las enfermedades oncológicas, se dieron señales de desabasto de medicamentos para otros padecimientos como: diabetes, hipertensión, artritis, VIH, epilepsia, Parkinson, insuficiencia renal, entre otros.

Se tiene detectado el desabasto con los siguientes medicamentos:

Abiraterona, Anastrozol, Aprepitant, Bevacizumab, Bicalutamida, Bortezomib, Buprenorfina, Cabergolina, Calcitriol y carbonato de calcio, Capecitabina, Carboplatino, Cefepime, Ciclofosfamida, Citarabina, Dacarbazina, Danazol, Darbepoetina, Denosubam, Docetaxel, Exemestano, Epirrubicina , Ifosfamidalmatinib, Letrozol, Melfalán, Mercaptopurina, Ciclofosfamida, Fluroacilo, Ciclofosfamida, Bleomicina, Etoposido, Vincristina, Vinblastina, Paclitaxel, Dacarbazina, Vinorelbine, Citarabina, Daunorrubicina, Doxorrubicina, Metotrexato, Nilotinib, Nivolumb, Ondansetron, Paclitaxel, Palonosetron, Pazonasib, Ribociclib, Rituximab, Tamoxifeno, Tamsulosina, Trastuzumab, Vinblastina, Vincristina y Viorelbine.

BAR