Podrías estar dañando el OLFATO de tus mascotas con estas sustancias

El uso de ciertos aromatizantes y limpiadores repercuten de manera directa en las fosas nasales de las mascotas

Podrías estar dañando el OLFATO de tus mascotas con estas sustancias
El estilo de vida de los humanos podría estar repercutiendo en el sentido del olfato de los perros y gatos que hay en casa. Foto: Pixabay

Debido al confinamiento por el Covid-19, muchas personas realizan constante y exhaustiva limpieza en el hogar, pero esto podría estar afectando el olfato de las mascotas, por lo que es necesario identificar qué tipo de aromas son perjudiciales para estos peludos miembros de la familia.

Otro factor que también podría estar afectado a los perros o gatos que tienes en casa son los hábitos, ya sea por fumar o usar algún tipo de aromatizante, esto repercute directamente en su sentido del olfato.

Para evitar que las consecuencias sean mayores, te dejamos una lista de los aromas que perjudican la nariz de tus mascotas y que tal vez no lo sabías.

- Productos de limpieza: Los productos como el cloro, el alcohol o la lejía (empleado principalmente en limpiadores) pueden llegar a irritar las fosas nasales de gatos y perros, por lo que es recomendable evitar que se acerquen a estas sustancias o una vez que hayan sido empleadas esperar a que se sequen para que los peludos no tengas problemas respiratorios. 

- Aromatizantes: Muchas veces las personas quieren que su casa tenga un aroma a frutas o a perfume, por lo que compran esta clase de productos en spray, que si son olfateados por las mascotas les pueden ocasionar constantes estornudos.

- Tabaco: No solamente es dañino para los humanos, también para las mascotas, especialmente en los gatos, ya que las partículas o cenizas caen sobre su pelaje y al momento de asearse las consumen directamente. También puede originar obesidad en las mascotas, además de dañarles sus pulmones, pues se terminan convirtiendo en "fumadores pasivos".

- Cítricos: Son muy fuertes y por ende resultan irritantes para las fosas nasales, especialmente de los perros. Muchas personas emplean los aromas cítricos para limpiar muebles, pero el hecho de que las mascotas estén olfateando constantemente el piso, paredes y hasta los objetos que hay en la casa, hace que los respiren de manera directa.

- Picantes: Los platillos mexicanos llevan generalmente algún tipo de picante, lo que conlleva a torear los chiles, lo que provoca estornudos y hasta "picor" en la garganta, por lo que las mascotas sienten los mismo malestares, sólo que su sistema no está acostumbrado a este tipo de aromas, por lo que se recomienda evitarlos.

 


Compartir