Isaac Newton investigó sobre el secreto de las pirámides de Egipto y su relación con el ¿FIN DEL MUNDO?

La civilización egipcia sigue siendo un misterio para la humanidad

Isaac Newton investigó sobre el secreto de las pirámides de Egipto y su relación con el ¿FIN DEL MUNDO?
Isaac Newton fue un físico, inventor, alquimista y matemático inglés. Foto: Especial

Isaac Newton fue un físico, teólogo, inventor, alquimista y matemático inglés que dejó un gran legado en las ciencias para que éstas pudieran avanzar hasta el punto en que nos encontramos. Sin embargo, parece que también podría entrar en la categoría de profeta tras el anuncio de la subasta de uno de sus manuscritos que habla del fin del mundo

En estos escritos el también astrónomo centró su teoría en las pirámides de Egipto, propiamente de la de Giza. Tras considerar que para su construcción los antiguos egipcios se valieron del codo real, se podrían descubrir ideas geométricas "oscuras y sagradas" a partir de la cuantificación de dicha medida.

¿De qué habla el manuscrito de Isaac Newton?

 De acuerdo con Gabriel Heaton, especialista en manuscritos de Sotheby's, el pensador estaba tratando de conseguir pruebas para su "Teoría de la Gravitación, pero además pensaba que los antiguos egipcios tenían los secretos de la Alquimia que se han perdido desde entonces".

Las notas de Newton son parte de una compleja red de estudios interrelacionados y que no es de extrañar que no publicara sobre esta disciplina (alquimia) "ya que las ciencias teológicas, si se hubieran hecho públicas, le habrían costado su carrera", explicó la casa de subastas. 

2020, año en que se habló de un Apocalipsis

Aunque hasta el momento no ha ocurrido una guerra de dimensiones internacionales, la humanidad se enfrenta a una enfermedad que ha cobrado la vida de millones de milles de personas en el mundo: SARS-CoV-2.

Sin embrago ocurrieron otros fenómenos que marcaron el año como uno de los peores de la vida moderna del hombre. Desde entonces se ha hablado de diversas teorías sobre el fin del mundo. No obstante, hasta el momento nadie conoce el futuro y en caso de que las personas continúen con su estilo de vida acelerado y basado en el consumismo, sí se podría de hablar de una condena sin retorno. 

Con información de FayerWayer


Compartir