¿Discriminación en los animales? Es REAL, descubre qué es el síndrome del PERRO NEGRO: FOTOS

Este llamado síndrome no es una enfermedad como tal, misma que puedan presentar los perros

¿Discriminación en los animales? Es REAL, descubre qué es el síndrome del PERRO NEGRO: FOTOS
En Estados Unidos, se llevó a cabo una investigación para comprobar si el síndrome existía o no. Foto: Instagram (mestizos kbt IG)

Todos los que amamos a las mascotas, sabemos que la prioridad es mantenerlas saludables, pues debemos amarlos y cuidarlos mucho, porque ellos son prácticamente dependientes de nosotros, en todos los sentidos.

Hoy te vamos a contar sobre el síndrome del perro negro, que es normalmente una dificultad que enfrentan los cachorros o los no tan cachorros, pero que tienen este color, lo que les da una etiqueta o estigma social a la hora de ser aceptados por los humanos, sobre todo a la hora de hablar de adopciones.

Sin embargo no se limita sólo en eso, pues en general se ha comprobado que estos perros; tan sólo por el hecho de ser negros, cuestión que también pasan los gatos sobre todo en estas fechas que se acerca el Halloween, son rechazados en la sociedad en general,  una tipo de racismo hacia las mascotas.

¿Qué es el síndrome del perro negro?

Este llamado síndrome no es una enfermedad como tal, misma que puedan presentar los perros y tampoco quiere decir que porque son negros van a tener enfermedades, tenemos que aclarar. Realmente no tenemos un origen exacto del síndrome del Perro Negro pero si hay diferentes teorías que intentan explicarlo.

Teorías sin fundamentos

Una de ellas apunta a que es un tema completamente cultural como en las películas, la cinematográfica, e historias o leyendas han estereotipado a los perros, ya que aseguran que los perros negros suelen ser más agresivos

De por sí tendemos a relacionar el color negro con cosas malas o negativas, a comparación de colores blancos o claros que  nuestra mente transmite psicológicamente a lo opuesto.

Una segunda explicación se debe a que debido al color del perro los rasgos son menos perceptibles en el ojo humano y al no poderlo ver de manera clara es más difícil crear una conexión con ellos, siguiendo con esa idea también son más difíciles de fotografiar, lo que los hace menos atractivos para los adoptantes o  en todo caso, para ser elegidos por ejemplo para las campañas publicitarias.

Según la universidad de British Columbia, en Estados Unidos, se llevó a cabo una investigación para comprobar si el síndrome existía o no. se les mostró a un grupo de personas una colección de fotos de perros de diferentes colores, incluyendo negros. Cada una de las fotografías fueron tomadas con un fondo idéntico y las mismas condiciones de luz para los modelos, tenían que calificar los entre 1 y 7 puntos.

La investigación concluyó que en promedio la calificación de los perros color negro era 4, que aunque no es del todo mal así está por debajo de otros colores.

¿Qué opinan los albergues sobre este "síndrome"?

Se han estudiado casos de albergues y rescatistas que dieron como conclusión que el tiempo de espera que pasa un perro negro antes de ser adoptado por alguien es mucho mayor al tiempo que pasa un perro de cualquier otro color por lo que da como resultado también que tristemente sean los perros negros los que mueren Gracias a que deciden sacrificarlos porque no pueden encontrarles un hogar.

Los humanos somos los causantes de este síndrome

Los seres humanos la raza supuestamente más desarrollada quienes arrastramos problemas de racismo y discriminación contra los animales. Si se piensa de manera objetiva, quienes realmente sufren dicho síndrome es el humano, ya que así nos gusta verlo y nosotros no podemos cambiarlo si no lo pensamos de otra forma.

¿Sucede lo mismo con los perros de raza pura?

Tristemente no, los perros de raza pura están  exentos de sufrir el síndrome del perro negro, pues sí bien un perro criollo color negro puede pasar meses esperando un hogar, si el perro es de raza, sucede todo lo contrario y encontrar a un hogar muy rápido y no será discriminado.


Compartir