Facebook: 6 consejos para no ser estafado en el MarketPlace de la red social

Si quieres vender o comprar productos MarketPlace es una buena opción, pero debes tomar algunas precauciones para no pasar un rato amargo

Facebook: 6 consejos para no ser estafado en el MarketPlace de la red social
Te damos algunos consejos para no ser estafado en el MarketPlace de Facebook FOTO: Facebook

MarketPlace es una sección especial de Facebook en donde los usuarios pueden ofertar cosas o encontrar algo que quieran comprar, usualmente a precios más económicos de lo normal. Incluso, personas tienen negocios y esta aplicación es una gran herramienta para poder promocionar sus productos.

Pero del mismo modo en el que es muy útil para millones de personas, también se ha convertido en una fuente de dinero fácil para estafadores o personas que quieren arruinar la reputación de otros vendedores.

El sentido común te puede decir qué hacer y qué no a la hora de comprar y vender productos en MarketPlace, pero nosotros te daremos algunos consejos para evitar que seas estafado y que pases un mal rato intentando hacer algo de dinero. 

Consejos para comprar y vender en MarketPlace 

El encuentro

Nunca te reúnas en la casa de quién realiza la venta o la compra. Lo más adecuado es ir a un lugar público. Un supermercado, paradero de camiones o centro comercial podrá evitar cualquier riesgo. Asegúrate que hayan personas y encuentres cámaras de seguridad alrededor.

Te damos algunos consejos para no ser estafado en MarketPlace
FOTO: Facebook

El pago y cobro

No permitas un pago a plazos ni pagues por adelantado. Lo mejor es entregar el producto vendido a cambio del total del dinero en el momento del encuentro. 

Revisa lo que compras

Analiza al vendedor antes de hacer tu primera oferta para descartar que se trate de un estafador. Revisa su perfil y cuando te dé el producto tómate unos minutos para ver que esté en buen estado, sea original y sea lo que te ofreció en un principio.

Investiga

Haz averiguaciones sobre lo que vas a comprar. Pregunta cuán viejo es el producto, si tiene defectos. Compara el precio que piden con el de una tienda. Si el artículo es nuevo y está sellado, puede ser vendido hasta por un poco menos que en un establecimiento. Si es un revendedor, asegúrate que no sea un producto robado porque tú también podrías meterte en problemas. 

Exhibe

Para proyectar transparencia, los vendedores deben de ofrecer pruebas de la autenticidad del artículo, tales como la factura original del mismo, las etiquetas de una prenda, los sellos holográficos en la caja de un juguete o fotos del proceso de elaboración de los productos.

Ignora a los indecisos

Si un vendedor publica un precio pero luego te pide otro, es una señal para que lo dejes ahí. Si cambian de opinión antes de hacer tratos, imagina lo que podría pasar cuando ya se vayan a ver.

gka


Compartir