TU CAUSA MI CAUSA

Impacto del cáncer infantil

El cáncer se convierte en un nuevo integrante de la familia que inspira incertidumbre y altera la vida

OPINIÓN

·
Dulce Galindo Villa / Tu causa es mi causa / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Heraldo de México

El cáncer es una enfermedad que muchos conocemos sólo a través de cifras, una realidad que parece distante. Sin embargo, es vital detenernos y tratar de comprender cómo las familias sienten y viven el cáncer.

Imagínate que un día, en medio de la rutina diaria, recibes una llamada del médico: “Su hija tiene cáncer”, no entiendes muy bien lo que implica la noticia, pero a partir del siguiente día tu vida consistirá en estar con tu hija o hija en consultas médicas y tratamientos dolorosos. 

El cáncer, más que una enfermedad física, se convierte en un nuevo integrante de la familia que inspira incertidumbre, altera la vida de todos los miembros, pues se ven forzados a comprenderlo y aceptarlo. 

El proceso de comprensión y tratamiento del cáncer se convierte en una lucha diaria. Las madres y los padres a menudo se sienten culpables por la aparición de la enfermedad. La impotencia es una constante, ya que la recuperación de sus hijas e hijos no está totalmente en sus manos, sino que depende en gran medida de un tratamiento médico oportuno y de calidad.

Las y los hermanos del infante con cáncer también sienten el impacto: ven a sus madres y padres preocupados, a su hermano o hermana con dolor, y muchas veces se sienten abandonados o invisibles. 

Cada año, en nuestro país, se diagnostican 6 mil nuevos casos de cáncer infantil, sin embargo solo el 56 por ciento de esta población sobrevivirá. La leucemia es el tipo de cáncer más frecuente y el 10 por ciento de estos casos requerirá un trasplante de médula ósea, pero solo 150 de niñas y niños reciben el tratamiento necesario.

Lamentablemente como nos indican las cifras alrededor de 2600 infantes mueren al año por cáncer, sin embargo la resiliencia que las familias desarrollan dan pie a la creación de acciones que mejoran la situación de las personas que atraviesan la misma situación. La Asociación Aquí Nadie se Rinde nace de la empatía de Ándres, quien perdió la vida cinco años después de su diagnóstico de cáncer.

Durante su tratamiento les plantea a su mamá y papá hacer algo por la infancia con cáncer, iniciativa que se vuelve una realidad. Conscientes que esta es una enfermedad que afecta a toda la familia, en Aquí Nadie se Rinde (ANSeR) desde hace 19 años brinda acompañamiento psicológico al cuidador o cuidadora (tía, abuela, hermana o hermano mayor) que se hace cargo de la familia mientras la otra parte está involucrada en el tratamiento del infante. 

Para la niñez con cáncer que dejan de acudir a la escuela se imparten tutorías educativas y clases de programación. Para resarcir el impacto económico se dan clases para las madres y padres de familia de joyería, cerámica, finanzas personales para desarrollar proyectos productivos, además que se les brindan espacios para vender los productos que crean durante los talleres. Además cuentan con un programa para financiar trasplantes de médula ósea de manera gratuita. 

Para recaudar fondos para ayudar a más familias, cada año tiene lugar la carrera Aquí Nadie Se Rinde, que en 2024 se llevará a cabo el domingo 23 de junio en punto de las 8 am en el circuito de Ciudad Universitaria. 

Las modalidades incluyen una carrera de 5, 10 km y una caminata de 1 km, el costo de participación es de 350 pesos; el 100 por ciento de los ingresos se destinarán a los programas de apoyo de la lucha contra el cáncer infantil de ANSeR. 

Puedes acudir adquirir los boletos en la página de asdeporte.com

POR DULCE GALINDO VILLA

INSTAGRAM / @FUNDACION GRUPO ANDRADE

FACEBOOK / @FUNDACIONGRUPOANDRADE

EEZ