LA ENCERRONA

Elecciones 2023, pensando en 2024

El sábado por la tarde el Consejo General del Instituto Electoral de Coahuila sesionó durante varias horas para resolver las controversias para otorgar los registros a los contendientes

OPINIÓN

·
Adriana Sarur / La Encerrona / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

En un año donde las elecciones presidenciales han robado foco, aunque falten más de 400 días, arrancaron los comicios electorales de Coahuila y del Estado de México, los últimos bastiones que le dudan al otrora “partidazo”, el Revolucionario Institucional. Así, a partir del domingo y el lunes, en Coahuila y Estado de México, respectivamente, comenzaron los periodos formales para elegir al nuevo gobernador y gorbernadora el próximo 4 de junio.

El sábado por la tarde el Consejo General del Instituto Electoral de Coahuila sesionó durante varias horas para resolver las controversias para otorgar los registros a los contendientes. Por un lado, Manolo Jiménez encabeza la alianza entre el Partido Revolucionario Institucional, Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática; el otro contendiente con posibilidades de llegar a la gubernatura es Armando Guadiana, quien aglutina a Morena en el estado norteño. Completan la planilla Lenin Pérez, por Unidad Democrática de Coahuila y el Partido Verde y; por el Partido del Trabajo, Ricardo Mejía.

En el Estado de México estas elecciones ya son históricas, pues por primera vez las candidaturas son encabezadas por mujeres. La alianza Va por el Estado de México la encabeza Alejandra del Moral y es conformada por los partidos políticos PRI, PAN, PRD y NAEM. La contendiente opositora es la maestra Delfina Gómez, integrante del llamado Grupo Texcoco, cercana al presidente y ex titular de la SEP, representa a Morena, el PT y PVEM.

En la perspectiva nacional quien se lleva los reflectores es la elección del Edomex, ya que por mucho tiempo se le consideró un laboratorio para las presidenciales del siguiente calendario electoral. Además de este factor, la contienda entre Delfina (quien tiene vasta experiencia en el recorrido de su estado, ya que fue la candidata quien estuvo a pocos puntos de ganarle al actual gobernador Alfredo del Mazo) y Alejandra del Moral, férrea priísta de cepa, es la candidata ideal para defender el último bastión. Dos mujeres que van a entregarse por conseguir la gubernatura mexiquense y reconfigurar el tablero electoral con miras al 2024.

Sumado a lo anterior, llama la atención la decisión tomada por Movimiento Ciudadano al no participar en estas elecciones. La narrativa oficial fue la de “no se comparsa en un proceso viciado”, sin embargo, dicha explicación deja más dudas que certezas. MC es un partido que ha entendido muy bien el sistema político nacional y, como tal, comprendieron que en estas elecciones no tenían mucho que ganar, por lo que prefieren atrincherarse para pensar en las elecciones del siguiente año y, en realidad, en las de 2030.

Así, el arranque de estos comicios electorales tienen una serie de claroscuros, ya que por un lado están empañados por una campaña presidencial que parece infinita, pero a su vez es de las más interesantes que hemos visto para los intereses de Morena y del PRI, quien, de salir derrotado en esta contienda, significaría estar en su punto más bajo desde su nacimiento y con altas probabilidades de desaparecer, al menos como lo conocemos hoy. En contraparte, de alzarse con la victoria en alguno de los dos estados, sobre todo, en ambos, para Morena sería arribar a las presidenciales con una altísima probabilidad de triunfo.

POR ADRIANA SARUR

COLABORADORA

ADRIANASARUR@HOTMAIL.COM / @ASARUR

PAL