COLUMNA INVITADA

Democracia en juego, evitemos el desastre en el INE

El parlamento abierto nació como una alternativa ciudadana para interactuar con el poder legislativo, para que la sociedad hiciera escuchar su voz y con transparencia se construyeran leyes útiles

OPINIÓN

·
Luis Mendoza Acevedo / Colaborador / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

La expectativa de los Foros del Parlamento Abierto para la Reforma Electoral organizados por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados que se suponía contribuirían a alcanzar un consenso, y con ello la creación de una iniciativa única que contemplaría las diferentes visiones de partidos, expertos, académicos pero sobre todo que ponderaría la consolidación de la democracia mexicana quedó corta y lamentablemente sus conclusiones serán letra muerta.

El menosprecio a la pluralidad, a la confrontación de las ideas y a literalmente, ejercer la democracia, nuevamente se hicieron presentes en la realización de los Foros tan anunciados, obligando a la coalición Va Por México a abrir nuevos frentes para el análisis y la discusión de lo que podría sentar las bases de las próximas elecciones en nuestro país.

El parlamento abierto nació como una alternativa ciudadana para interactuar con el poder legislativo, para que la sociedad hiciera escuchar su voz y con transparencia se construyeran leyes útiles, cercanas a la gente, en consenso y no desde el aplauso fácil o la soberbia que para algunos representa el poder.

En los foros alternativos se escucharán todas las voces, estarán invitados los 500 diputados sin distinción de partido, pero también quienes han sido parte fundamental de la consolidación de institutos como el INE, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, las universidades y las organizaciones de la sociedad civil cuya labor ha sido fundamental en el ejercicio de la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas.

Hoy en día, es imposible pensar en sacrificar las facultades del INE para satisfacer los intereses de los partidos políticos, cualquiera que este sea, los candidatos o intereses particulares. El sistema político mexicano y su sistema electoral se ha modificado en diferentes contextos y circunstancias diversas, pero siempre la participación ciudadana ha sido el cimiento de lo que hoy es el INE, uno de los organismos más reconocidos por los mexicanos, con mayor confianza y credibilidad.

Bajo los principios de equidad, transparencia, certeza y legalidad, durante muchos años se ha construido nuestra democracia; y tan solo pensar en que alguno de estos principios podría ser vulnerado, acotado o eliminado prende las alertas de quienes somos demócratas, creemos en las instituciones y en el poder de la gente para decidir quién los represente y quién los gobierne.

Lo hemos dicho claro, México ya alcanzó la mayoría de edad, sabe decidir y reconocer cuando se equivoca. Cualquier atentado contra el INE sería una regresión a la democracia que ha llevado tantos años construir. Nuestro país merece mirar hacia el futuro y ante el ataque a nuestras instituciones siempre habrá una opción para defenderlas, evitemos el desastre en el INE.

POR LUIS MENDOZA ACEVEDO
DIPUTADO FEDERAL DEL PAN
@LUISMENDOZABJ

PAL