DEFINICIONES

Alito, de cuerpo entero

Las grabaciones son ilegales, pero lo delicado de lo que dice (y cómo lo dice), amerita que se exhiban

OPINIÓN

·
Manuel López San Martín / Definiciones / Opinión El Heraldo de México

Las grabaciones son ilegales, sí. Pero su contenido, por lo delicado e ilustrativo, resulta informativamente relevante. El presidente del PRI, Alejandro Moreno, ha quedado retratado por sus propios dichos.

“Yo siempre lo he dicho, el hijo de puta que se pase de verga, una verguiza. ¡Verguiza! ¡Salvaje! Nomás te voy a dar un dato. A los periodistas no hay que matarlos a balazos, papá. Hay que matarlos de hambre, ya te lo dije”, se escucha en una grabación. Así se expresa el líder de un partido, en un país donde 11 periodistas han sido asesinados este año.

Es uno de varios audios que recogen palabras del priista donde lo mismo regaña a sus colaboradores, que ordena pagos millonarios a estrategas de campaña y se queja de las aportaciones de empresarios para financiar campañas, lo que rayaría –y embarraría a más de uno- en la comisión de delitos electorales.

“Oye, a ver, te voy a poner un ejemplo. ¿Sabes cuántas salas de cine tiene Cinépolis? Seis mil, tiene en Asia, tiene en China, tiene en África, tiene todo. Imagínate, güey, y que dé 25 millones de pesos, o sea, lo valoramos, eso dio, 25 millones de pesos.

“Él me dijo ‘hay 12 diputados de Michoacán, que es mi estado ¿Cuánto quieres que les dé? Queda un mes de campaña ¿uno o 2 millones?’ Me dio 2 millones, son 24. Eso sí, los llamó a todos, se los dio en chinga, eso hay que reconocerlo. Pero ese hijo de su reputa madre es para que dé 300, cabrón”, se escucha en uno de los audios, en los que Moreno cuestiona que Alejandro Ramírez, dueño de Cinépolis, no haya aportado más en las campañas de 2021.

“Le hablas al puto proveedor y le dices ‘oye cabrón, me vale verga, ahí te lo pago el otro mes o cuando sea ¡pon las putas gorras!’”, dice en otra.

“Cinco semanas de audios publicados (hechos) por el gobierno y los que faltarán. Inventaron complots, delitos y ahora audios”, se defendió el priista. La realidad es que ni niega lo dicho, ni se disculpa por ellos.

Acusa, eso sí, al Fiscal de Campeche, Renato Sales, de robarse el equipo de espionaje de la Policía Federal en 2018, para usarlo años después contra integrantes de la oposición al gobierno federal.

•••

Los audios han sido difundidos en el espacio Martes del Jaguar, del gobierno de Campeche, que encabeza Layda Sansores y claro que tienen intención política, pero el fondo de lo que dice Alito y cómo lo dice es un escándalo.

Si acusa que “inventaron los audios”, ¿quiere decir que no es su voz? ¿O cuál es el invento? ¿No lo dijo?

La grabación es ilegal, pero lo delicado de lo que ahí queda registrado amerita que se exhiba.

POR MANUEL LÓPEZ SAN MARTÍN
M.LOPEZSANMARTIN@GMAIL.COM
@MLOPEZSANMARTIN

CAR

 

SEGUIR LEYENDO: 

El país de los desaparecidos

La alianza es un fracaso

“Presidente, Presidente”