CONTRA LAS CUERDAS

La estocada de Layda a Alito

La serie de audios divulgados por Sansores muestra a un priista de la nueva generación con ADN de la vieja guardia, de la que se queja todos los días López Obrador

OPINIÓN

·
Alejandro Sánchez / Contra las Cuerdas / Opinión El Heraldo de México

López Obrador sostiene su popularidad en la segunda mitad de su sexenio, de cara a las seis elecciones estatales de este 2022, mientras la oposición se descompone.

La nueva generación de líderes partidistas de oposición no puede despegar para convertirse en un contrapeso real del lopezobradorismo y lejos de ganar simpatías, cada vez los conocemos mejor sus viejas mañas.

Cuando ni los antilopezobradoristas de la sociedad civil terminan de creerle a la Coalición Va por México, conformada por PRI, PAN y PRD, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, mostró que en las venas de Alito Moreno, líder nacional del Revolucionario Institucional, corre la misma sangre de los muchachos de Peña Nieto, buena parte gobernadores que acabaron en la cárcel o tienen juicios abiertos.

La serie de audios divulgados por Sansores muestran a un priista de la nueva generación con ADN de la vieja guardia, de la que se queja todos los días López Obrador y que dan razón de ser a su discurso.

Layda Sansores evidenció el lavado de dinero en el que habría incurrido el presidente nacional del PRI en parte de sus inversiones inmobiliarias luego de asumir la gubernatura de Campeche en 2015. También exhibió la entrega de 25 millones de pesos por parte de Cinépolis para campañas electorales y divulgó la especie de manual para someter a la prensa.

Ese es el aspirante a la presidencia de la República del PRI que busca arrebatarle el poder a López Obrador y quien ayer consiguió el apoyo de su bancada en la Cámara de Diputados para victimizarlo frente al poder al acusar una persecución, pero basta leer las reacciones en redes sociales para ubicar las cosas en su justa dimensión.

Es verdad que la política se va escribiendo todos los días, nada está escrito a pesar de los escándalos, pero para vencer a López Obrador hace falta más que un Alito Moreno y más que un bloque liderado por esté en asociación con el partido de Marko Cortés (PAN) y Jesús Zambrano (PRD).

A ver qué dicen Cortés y Zambrano, pues deben tener una opinión de su aliado porque lo que ocurre a un impacta en la Coalición. Se necesita algo más que una reacción que acuse al enemigo político y victimice a su socio.

Alito recibió una estocada por parte de Sansores cuando de por sí se estaba convirtiendo en el peor presidente del PRI, pues en su periodo a partir de agosto de 2019 perdió ocho de 14 estados y para como van las cosas en junio puede perder Oaxaca e Hidalgo. Además, no le pinta nada bien 2023, año de elecciones en Coahuila y Estado de México, donde una de las candidaturas deberá cederla al PAN en caso de mantener la coalición.

UPPERCUT: Una decisión de la SCJN de ayer revive las evidencias del cartel inmobiliario en la administración de Miguel Ángel Mancera, quien ahora se mueve de muy bajo perfil como senador. Por unanimidad la Suprema amparó a la UNAM en contra de un complejo que se desarrollaba en los límites de la máxima casa de estudios.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
CONTRALASCUERDASMX@GMAIL.COM 
@ALEXSANCHEZMX

CAR

Sigue leyendo:

Asestan golpe a Nacho Mier

Buscan aliados para Laura Fernández en Q. Roo

Enlace de Biden busca convencer a AMLO