DE LEYENDA

Lo que sea que pasa en Madrid

Cualquier jugador se plantea muy en serio una llamada del Real Madrid y muy pocos son capaces de ignorarla.

OPINIÓN

·
Gustavo Meouchi / De Leyenda / Opinión El Heraldo de México

Cualquier jugador se plantea muy en serio una llamada del Real Madrid y muy pocos son capaces de ignorarla. Que el Real Madrid es uno de los clubes más importantes del futbol mundial, es un hecho innegable.

Tienen un increíble palmarés, en su país e internacionalmente, (34 ligas españolas, 19 Copas del Rey, 13 Champions, entre muchos otros trofeos más). Millones de aficionados en todo el globo conforman una afición orgullosa, cálida y fiel a toda prueba. Son un club potente económicamente, capaz de fichar a las grandes promesas del futbol que se convierten en estrellas al vestir su camiseta. Ser parte del Real Madrid es un paso casi directo a optar por títulos individuales y colectivos, no en vano fue en ese club que Di Stéfano, Gento, Puskas, Zidane, Cristiano Ronaldo y por supuesto el mexicano Hugo Sánchez, conformaron y abrillantaron sus leyendas.

Cualquier jugador se plantea muy en serio una llamada del Real Madrid y muy pocos son capaces de ignorarla.

Otra cosa que define al Real Madrid es la polémica. En los últimos años, y con la salida del portugués Cristiano Ronaldo, el Madrid ha sufrido. Quizá donde más se ve es en la Champions, el torneo que más viste a nivel internacional, y que no ha vuelto a ganar desde que CR7 salió de ahí. A nivel local el hueco también se nota ya que solo han ganado una liga española.

La reconstrucción estaba asumida y cuando en el mercado del verano pasado no pudieron hacerse con los servicios de Mbappé, parecía que esta temporada sería también discreta en cuanto a logros, pero van en primer lugar en la competencia local y le saca 14 puntos a su inmediato competidor, el Atlético de Madrid.

En Champions se impusieron al PSG dorado de Messi, Neymar y Mbappé. Es cierto que el equipo francés está muy lejos de ser el sueño prometido, pero les estaba alcanzando para tener contra las cuerdas el equipo blanco 150 minutos de la eliminatoria. Fue sorprendente ver al Real Madrid remontar ese partido y el anterior en 30 minutos vía el hat trick de Benzema para seguir su camino en el torneo.

Con el Chelsea ocurrió algo muy distinto, el equipo inglés se presentó muy mal al primer encuentro, lo que permitió un marcador de 3-1 a favor de los blancos en la ida. Que el equipo a cargo de Tuchel se sacudiera en la vuelta y presentara una propuesta dominadora en el partido de vuelta le alcanzó a los londinenses para ganar el segundo encuentro, aunque perdieron en el marcador global. El Real Madrid sacó de la competición a su actual campeón y se coló a las semifinales.

Se dice que el futbol, como la vida, no es exactamente de méritos sino de resultados. El problema es que nos gusta creer que los resultados se explican a través del mérito y a veces no es así.

El domingo pasado los blancos jugaron partido de liga frente al Sevilla, en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán; el Sevilla, en ese momento, segundo lugar en La Liga, precisaba ganar para recortar distancias y meter presión; y con esa meta en mente el equipo local jugó un primer tiempo impecable, dominó al Madrid de principio a fin, y le metió dos goles. Todo parecía sentenciado; sin embargo, los merengues salieron con todo en el segundo lapso, y con tres goles le dieron vuelta al partido, dando una exhibición no solo de fútbol, también de pundonor y valentía.

Este es el Real Madrid de hoy, que por lapsos no es brillante, que a veces se ve rebasado por sus rivales, pero al que no se le puede nunca dar por muerto; parece jugar agitando una y otra vez aquella famosa coctelera que inventó Lorenzo Sanz como formula invencible.

Puede o no gustarnos la propuesta, y los resultados, podemos no entender cuál es el mecanismo y vernos enfrentado a la disyuntiva de aceptar que “la casta”, “el empuje” o el “destino madridista” funciona. Lo cierto que es que sea como sea el Real Madrid está avanzando en sus competiciones y es algo digno de ver.

Los blancos tienen La Liga prácticamente en el bolsillo, enfrentarán semifinales de Champions con uno de los favoritos para ganar el torneo, el Manchester City, dirigido por su antiguo rival de liga, el técnico español Pep Guardiola, quien debe estar muy nervioso después de ver lo que este Madrid es capaz de realizar. Así, el mundo futbol se prepara para ver hasta donde llegara este equipo.

POR GUSTAVO MEOUCHI
COLABORADOR
@GUS23258924

MAAZ