COLUMNA INVITADA

Voces y voces que no callan

Muchas voces se suman a las alertas de la economía mexicana, por eso, el reto en lo público consiste en demostrar que se cuenta con los elementos para hacer frente a los retos económicos nacionales

OPINIÓN

·
Luis David Fernández Araya / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Cualquier conocedor del quehacer público sabe que la exposición prolongada de un personaje público en los medios conlleva un natural desgaste, además si a esto se le añade algunos pendientes que no logran materializarse en resultados inmediatos o en tiempos deseables como los que atañen al Presidente López Obrador, sin embargo pronto deben reflejarse en su materialización, pues cuando se trabaja de manera consistente el resultado llega sin duda.

En México existen algunas tareas públicas que no logran ver la luz en cuanto a mejores resultados, cierto, dentro del proceso de evaluación y reacomodo de políticas no es posible adjudicar la responsabilidad al nuevo gobierno, pero será inevitable hacerlo al cabo de un año.

La lamentable cifra de muertos en nuestro país no es resultado de la gestión pública actual, pero tampoco se palpa una estrategia diferente que permita mejores resultados, particularmente en aquellos lugares donde las muertes son el lenguaje común, donde se respira de manera cotidiana.

Sin embargo, ya comenzaron a gobernar, la gestión pública es responsabilidad de ellos, están tomando posiciones, posturas, decidiendo presupuestos y esto implica resultados, derivados de los cuales voces calificadas como el Banco de México, el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe o el Banco Interamericano de Desarrollo, han señalado a la baja las expectativas de crecimiento para este año y el siguiente.

Recordemos que las expectativas de los expertos se generan en función de las decisiones que los gobiernos toman, la incertidumbre en las políticas, que redunda en los niveles de gobernanza, de inseguridad pública, la fortaleza o debilidad del mercado, son algunos de los aspectos que generan la reaccionan de diversos indicadores entre ellos la confianza de los inversionistas y por ende, en las expectativas de crecimiento.

También hay que señalar que México no fue el único país que sufrió recortes, hay que sumarle a toda la región de América Latina y el Caribe, porque existen factores regionales externos que no se deben de perder de vista como los efectos del regreso del COVID-19 y del OMICRON.

Muchas voces se suman a las alertas de la economía mexicana, por eso, el reto en lo público consiste en demostrar que se cuenta con los elementos para hacer frente a los retos económicos nacionales, que podemos estar más allá de las razonables previsiones, pero siempre con resultados, con hechos, con elementos medibles.

POR LUIS DAVID FERNÁNDEZ ARAYA
@DRLUISDAVIDFER

CAR