COLUMNA INVITADA

Clinton

Clinton representó una nueva generación en la política norteamericana. Llegó a los 43 años a la Presidencia; buscó y obtuvo la reelección

OPINIÓN

·
Antonio Meza Estrada / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

 “Mexico is like my house… we, Hillary and me, enjoyed our honeymoon in Acapulco and frequently, we fly there to rest and charge our batteries…”. Me dijo Bill Clinton en una reunión de fundraising, en el salón de la unión de trabajadores automotrices en Detroit. 

Estábamos en un encuentro en favor de la candidata a gobernadora de Michigan por los demócratas, Jennifer Granholm. Por cortesía diplomática invitaron al Cónsul de México a la sesión previa al banquete oficial, donde los invitados tendrían la oportunidad de saludar al orador, Bill Clinton, recién expresidente de Estados Unidos. 

Los Clinton se casaron en el año de 1975 y a invitación de los padres de ella, se fueron a Acapulco, al Hotel las Brisas a pasar la luna de miel. Años más tarde regresó él, en compañía de su hija Chelsea. Ya como Presidente, la pareja visitó la Ciudad de México y varios sitios, como Tlaxcala, donde el diario local Síntesis, lo recibió con el mensaje “Welcome Mr. Clinton”

Pero regresemos a esa tarde de septiembre en Detroit, donde me tocó saludarlo y conversar con él. Lo había encontrado dos años antes en El Paso, donde también conversamos de temas informales. Estuvo en un evento de apoyo a beneficio de causas comunitarias. En ambos lugares sus participaciones eran ligeras, simpáticas y con un fino sentido del humor. 

Clinton representó una nueva generación en la política norteamericana. Llegó a los 43 años a la Presidencia; buscó y obtuvo la reelección. Su gobierno se caracterizó por un impresionante crecimiento de la economía del país y el mantenimiento de su liderazgo en el mundo; su mandato fue coincidente con la caída de la Unión Soviética y a su salida, el ascenso de China. Él y Hillary desarrollaron para EU, un modelo universal de seguridad social, orientado hacia la población marginada, de bajos ingresos, minorías y adultos mayores. 

Bill Clinton, el amigo de México.

POR ANTONIO MEZA ESTRADA

YERBANIS33@GMAIL.COM

MAAZ