COLUMNA INVITADA

Justicia a las escuelas de tiempo completo

En la aprobación del presupuesto para el año 2020, el programa sufrió su primer gran golpe

OPINIÓN

·
Fernando Alcázar Ibarra / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

Desde 2008, el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) ha sido de uno de los programas gubernamentales más exitosos en materia educativa. Las escuelas de tiempo completo ofrecen horas extra de aprendizaje y alimentación, además de ser un lugar seguro para madres y padres trabajadores en el cual dejar a sus hijas e hijos. Hasta 2019, el programa atendió a 3.6 millones de niñas y niños en las comunidades con mayor pobreza y marginación de nuestro país, en más de 25 mil escuelas.

Para el gobierno federal, sin embargo, el PETC no ha sido una prioridad. En la aprobación del presupuesto para el año 2020, el programa sufrió su primer gran golpe y recibió la mitad del presupuesto con el que funcionó durante 2019, pasando de 10,190 a 5,100 millones de pesos. Para 2021, en la presentación del proyecto de presupuesto, el PETC fue eliminado. Para “salvar” al programa, las y los legisladores decidieron trasladar sus objetivos al programa La Escuela es Nuestra (LEEN). Sin embargo, LEEN es un programa que fue diseñado para atender temas de infraestructura en las escuelas y su cobertura presupuestal no es suficiente para también cubrir los objetivos que heredó del PETC.

En aras de proteger el derecho a la educación, Aprender Primero, brazo jurídico de Mexicanos Primero, acudió al Poder Judicial y presentó una demanda de juicio de amparo. En ella, argumentamos que la eliminación del PETC y el traslado de sus objetivos al programa LEEN violan el derecho a aprender de las niñas y niños beneficiarios del programa por 1) no haber las garantías de que en sus escuelas se seguirían ofreciendo las jornadas escolares ampliadas, ni el servicio de alimentación; y 2) que los recursos de LEEN resultarían insuficientes para cumplir con todos los objetivos que heredó del PETC.

El juez octavo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México coincidió con nuestro planteamiento y otorgó el amparo. La sentencia ordena al Presidente de la República, a la Cámara de Diputados y a la Secretaría de Educación Pública a que garanticen como mínimo los recursos que sean suficientes para cumplir con todos los objetivos que planteaba el PETC para las escuelas de tiempo completo, como la asistencia técnica, el equipamiento y materiales en las aulas, así como las acciones para atender la inclusión, el rezago y el mejor aprovechamiento escolar, entre otras cosas.

Este año no hay excusa para las y los diputados. Les corresponde cumplir con esta orden judicial mediante la aprobación de un presupuesto que contemple los recursos necesarios para las escuelas de tiempo completo y así defender el derecho a aprender de las niñas y niños. En Mexicanos Primero seguiremos luchando para que esta resolución se traduzca en una realidad.

POR FERNANDO ALCÁZAR IBARRA
RESPONSABLE DEL ÁREA DE ESTUDIOS JURÍDICOS DE MEXICANOS PRIMERO
@FERALC23

CAR