UN MONTÓN DE PLATA

Ejidatarios apuntarían a la Bolsa

En su perfil, es notoria la experiencia de un trabajo duro en el campo y la expectativa que ellos mismos han generado en el universo de los ejidos

OPINIÓN

·
Carlos Mota / Un montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

Me reuní con un grupo de ejidatarios de Querétaro que están revolucionando los desarrollos inmobiliarios futuros del país. Se trata de tres ejidos cercanos a Juriquilla, cuyas 320 familias aportaron sus tierras a una nueva empresa que se encargará de urbanizar un área de más de 480 hectáreas. Habrá calles, glorietas, áreas verdes comunes, lotes para comercios, y por supuesto lotes para vivienda.

A cambio, se volvieron accionistas de la empresa llamada Urbanizadora Santa María del Zapote, cuyo primer desarrollo será Tierra Noble.

La reunión fue inusualmente amigable, encabezada por Isidoro Ortiz, uno de los líderes ejidales y por Carlos Vargas, su abogado. Varios de estos ejidatarios vivieron décadas en EUA, trabajando como jornaleros en los cultivos de jitomate, o como trabajadores de limpieza en centros comerciales. En su perfil, es notoria la experiencia de un trabajo duro en el campo y la expectativa que ellos mismos han generado en el universo de los ejidos, porque a raíz de su iniciativa han recibido llamadas de ejidos otros estados de la República que quieren explorar el mismo camino.

Entre la historia reciente que me relataron estuvieron las negativas constantes de autoridades locales y agrarias para auxiliarles inicialmente en la constitución de la empresa desarrolladora.

Lo común, apuntan, es que una empresa externa adquiera por unos cuantos pesos los metros cuadrados ejidales transformados jurídicamente en propiedad privada, para luego lotificar y vender los lotes dentro de un conjunto a desarrollar.

Pero esas negativas ahora se han convertido en signos de admiración por lo que han logrado: los bancos los quieren financiar, y hasta el gobernador entrante de la entidad, Mauricio Kuri, les ha dado un espaldarazo reciente.

Esta empresa cumple con la normatividad derivada de la reforma constitucional sobre el campo del sexenio de Carlos Salinas, que flexibilizó al ejido. Los exejidatarios, hoy accionistas, señalan que ningún otro ejido ha hecho algo similar en el país.

Esto ha ocasionado que empresarios desarrolladores de la zona de Querétaro incluso hayan desarrollado emociones adversas, porque la utilidad ya no será para esas empresas sino para los propietarios originales de la tierra, que correrán con los riesgos, pero obtendrán los beneficios. De hecho, las ventas ya empezaron y su brazo financiero está administrando ya las amortizaciones de los primeros cientos de clientes que les han empezado a comprar lotes, varios de ellos de la Ciudad de México.

Es tan potente lo que están haciendo estos nuevos empresarios, que incluso asienten cuando se les plantea que podrían financiarse bursatilizando su cartera crediticia. Toda estrategia empresarial la están ponderando y poniendo en la mesa para activarla: mercadotecnia, finanzas, emisiones... Bien.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

CAR