COLUMNA INVITADA

Mujeres atletas que vencen estereotipos

El COI estimó que 49% de participantes fueron mujeres; en los Paralímpicos, 40.5%

OPINIÓN

·
Marina A. San Martín Rebolloso / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

Los Juegos Olímpicos de Tokio y los Juegos Paralímpicos 2020, que tuvieron que postergarse a este verano —concluyendo el 5 de septiembre—, fueron históricos, no sólo por realizarse a pesar de la pandemia; sino porque, por primera vez, estuvieron cerca de la paridad de género en participantes.

El Comité Olímpico Internacional estimó que, conforme a las plazas asignadas, del total de atletas serían hombres 51 por ciento y mujeres 49 por ciento; y para el caso de los Paralímpicos, se contaría con 40.5 por ciento de participación femenina (mil 782). 

Aunque las mujeres hemos avanzado para estar en toda clase de deportes y espacios de competencia, nuestra inserción ha sido ardua, y dista mucho de ser considerada con la relevancia, reconocimiento y difusión que merece, a diferencia de los atletas masculinos; adicional a la brecha salarial que existe.

El último ranking 2021 de Forbes, que enlista a las 100 personas deportistas mejor pagadas del mundo, únicamente registra dos mujeres: las tenistas Naomi Osaka y Serena Williams, en los puestos 12 y 28, respectivamente. El sueldo anual reportado de Naomi fue de 60 millones de dólares, mientras que el del tenista suizo Roger Federer (lugar 7) fue de 90 millones, 30 millones de dólares más.

Fue hasta el año 1900 que hubo presencia femenina en los Juegos Olímpicos, y desde entonces hasta hoy las mujeres atletas han tenido que vencer estereotipos de género, impuestos desde pequeñas, sobre las disciplinas que “podemos” o “debemos” practicar y las que no. Asimismo, muchas de ellas afrontan prejuicios, acoso y abuso.

En México, según el Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico 2020 del Inegi, la población físicamente activa de 18 años y más era mayor en los hombres en 43.8 por ciento, en contraste con las mujeres con 34.4 por ciento. Algunas de las razones por las que ellas abandonan las actividades deportivas refieren a la falta de tiempo (40.9 por ciento); el cansancio por el trabajo (20 por ciento); los problemas de salud (17.4 por ciento); la inseguridad o falta de instalaciones (14 por ciento); y la carencia económica (1.8 por ciento).

Las mujeres atletas, de distintas nacionalidades incluyendo las de nuestro país, volvieron a demostrar en estos juegos, que lograr un triunfo deportivo no tiene nada que ver con el género; sino con la confianza y preparación para enfrentar desafíos, y superar límites. 

Como advierte nuestra gimnasta olímpica Alexa Moreno: “no sólo los hombres ganan medallas, hay mujeres que tienen la misma capacidad y son hechos”, y al hacer alusión a las mexicanas sostiene que “somos de sangre guerrera” y que “tenemos un espíritu de lucha muy fuerte”. 

Que ese espíritu férreo se mantenga contra cada acto de discriminación, y que cada paso hacia la igualdad nos inspire a seguir luchado por ella. 

POR MARINA SAN MARTÍN REBOLLOSO
COMISIONADA INFOCDMX
@NAVYSANMARTIN

dza