ARTICULISTA

Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Desde 1995, el 9 de agosto, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, en el marco del decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo, el cual se llevó a cabo hasta 2004

OPINIÓN

·
Bernardo Noval/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Las Naciones Unidas busca que esta conmemoración sea una oportunidad para preservar y vigorizar las culturas indígenas del mundo, pues éstas representan una gran diversidad con más de 5 mil grupos distintos en casi 90 países, que constituyen también un total de 7 mil lenguas diferentes.

En México, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) registra 68 grupos etnolingüísticos considerados como indígenas, que habitan en 28 estados de la República. Yucatán es la entidad con mayor presencia indígena, seguida por Oaxaca, Quintana Roo, Chiapas  y Campeche.

Hoy en día ya no es necesario recorrer el país para conocer la riqueza de los pueblos indígenas, pues a partir del 2018, la CDI puso en marcha la plataforma en línea “Atlas de los Pueblos Indígenas de México” (atlas.inpi.gob.mx). Dicha herramienta, creada por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), contribuye a la conservación, el reconocimiento y la difusión de los pueblos indígenas, a través de mostrar más de 10 mil elementos, entre fotografías, mapas, textos, gráficas, audios, información etnográfica, lingüística, fotográfica, cartográfica, memoria sonora, arte indígena y muchos otros más.

Este año el tema del Día Internacional de los Pueblos Indígenas se centra en “no dejar a nadie atrás: los pueblos indígenas y el llamado a un nuevo contrato social”. Ya que hoy más que nunca se deben proponer mecanismos necesarios para combatir la exclusión y marginación que afecta a los pueblos indígenas, a través de su participación significativa y efectiva.

Desde hace casi 30 años, los derechos de los pueblos indígenas se han convertido en un campo de lucha, con varios objetivos. Sin embargo, una gran parte de los más de 25 millones de mexicanas y mexicanos indígenas no deja de verse expuesta, a vivir circunstancias de discriminación y exclusión en los ámbitos de la educación, la salud, la alimentación, el trabajo, la seguridad social, la vivienda y los servicios básicos.

En virtud de la reforma del 10 de junio de 2011, que modificó once artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los derechos de los pueblos y personas indígenas se vieron de alguna forma fortalecidos. Recientemente se llevo a cabo del 19 de junio al 25 de julio de este año, 61 asambleas de seguimiento del proceso de consulta libre sobre la reforma constitucional en materia de derechos colectivos de los pueblos indígenas y afromexicano. Esta iniciativa busca modificar 15 artículos de la Constitución, a partir de la historia, raíces y cultura ancestral, como un acto de elemental justicia y humanidad, que responda a largas luchas de resistencia contra la persecución, hostigamiento, exclusión, discriminación, racismo y despojos que han sufrido los pueblos indígenas de México.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer pues el reconocimiento jurídico de sus derechos tiene que darse en un escenario de gran amplitud y de forma transversal, donde se coordinen todos los esfuerzos que reconozcan y propicien su cumplimiento.

POR BERNARDO NOVAL
CEO MUST WANTED GROUP
@BERNIENOVAL
@MUSTWANTEDG

dza