AIRE PARA PENSAR Y DEJAR PENSAR

Lo que tu alma tiene en mente

Deja de intentar sorprender a la vida y deja que te sorprenda. Desconfía de tu estrategia, y que la estrategia de la vida te dirija

OPINIÓN

·
Paola Albarrán / Aire para pensar y dejar pensar / Opinión El Heraldo de México

Suelta el cuerpo, relaja la mente y abre las manos para que puedas recibir el regalo que la vida tiene pensado para ti, la vida misma los escoge, sé paciente y recibe lo que ella quiera darte.

 Abandonar tu mente para llenarla de cielos. Deja que se vaya el mar, para que vengan olas con más fuerza para limpiarte y renovarte. Confía pues que la marea no se detiene, y que la luna con sus hilos invisibles pone todo en su lugar. Encuentra en las olas la fortaleza para renovarte, y en su constancia la virtud de saberte escuchado. 

No te tomes la vida tan en serio. No tienes que hacer nada para que el sol salga, recuerda que todo ya te fue dado. Suelta para recibir. Vive con la certeza de conseguir lo que quieres sin desgastarte. Estamos hechos de deseos, es natural intentar cumplirlos, pero no olvides que lo que es para ti, ya lo es. 

La luna tiene su ciclo natural, hay veces que se ve y otras tantas que no, pero nunca significa que no esté, solo es cuestión de percepción, de respetar lo que es. 

Sé testigo silencioso del crecimiento de la naturaleza, de una semilla que no hace ruido pero sus frutos son siempre puntuales, todo lleva su tiempo, no te desesperes, todo llega. Si eso pasa afuera, pasa dentro. Todo está conectado. Guarda silencio y déjate admirar de todo lo que sucede a tu alrededor. 

Permítete caminar sin rumbo y que el lugar te encuentre, atrapar miradas sin proponérselo porque estás en armonía y la gente puede verte, pues cuando estas así, el libro te encuentra, el reflejo te sonríe, las flores son para ti. 

Compra por impulso un vestido en rebaja, te quedará pintado sin siquiera probarlo. El olor a canela y un labial del mismo color. Usa un sombrero y que se vuelva referente.

El olor a papel. Encontrar una pluma que dibuje perfectamente lo que tu alma tiene en mente. La paz te envuelve y te vuelves espejo de la mejor versión de los demás.

Caminar ligero cuando prefieres contar sonrisas a calorías. Respirar y dejar que todo vuelva encontrar su cauce natural. 

Lee una frase famosa que te caiga en el momento perfecto y hazla tuya. Atrévete a dedicarte canciones de una nueva lista y por qué no, que Dios te dedique una canción. 

Ten certeza de saber que simplemente estás en el mejor lugar dónde ahora estás. Camina por donde no has pasado jamás. Piensa que siempre hay algo nuevo por conocer, por comer, por hablar; y así poder encontrar lo que jamás pensaste encontrar y descubrir que existen poesías para gatos. 

Crea tus propias reglas, tu propio universo donde tu seas quien lleve el guion perfecto. Date el tiempo de hacerlo, de probarlo, de intentarlo. De tomar las decisiones correctas, que te acerquen al amor propio. 

No mirar el reloj y dedícate a encontrarte, que las palabras te encuentren y descubran su suerte. Deja de creer en el azar y trátate como tu invitado más especial, ponte manteles largos y música sin que sea una ocasión especial. Recuerda que al final vas sola en tu viaje. 

Me gusta lo que no se ve, lo auténtico, lo permanente, lo que hace que la escencia sea. Me gusta aparentar no hacer nada, cuando estoy haciendo todo. Tenerte.

POR PAOLA ALBARRÁN
PAOLAALBARRAN1@GMAIL.COM
PAOLAALBARRAN.COM.MX
@PAOLAALBARRAN

PAL