SHANIK EN EL HERALDO

Laura Flores y los motivos de su separación

Nueve in vitros para lograr un embarazo arruinan cualquier matrimonio

Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

LAURA FLORES: “NUEVE IN VITROS PARA EMBARAZARTE ARRUINAN CUALQUIER MATRIMONIO Y ESO  NOS LLEVÓ A RAMÓN  Y A MÍ A NUESTRO  DIVORCIO”

Laura Flores, ¿Por qué decidiste adoptar dos hijos cuando tenías dos propios?

“Si me hubiera quedado casada con Ramón, nunca habría adoptado a Ana Sofía, ni a Alejandro, porque él tiene dos hijos de sus anteriores matrimonios y ya no quería tener más. Nos estresamos mucho intentando embarazarme de Patricio, porque él ya no quería otro hijo y yo sí. Me eché nueve in vitros en siete años. Y, tantos tratamientos para embarazarte arruinan cualquier matrimonio. Ahora, estoy felizmente casada y con Ramón tengo una linda relación. Nunca le he dicho a nadie, pero me río igualito que él y esa risa no se me quitó nunca, pese a que tenemos 14 años separados jajaja, y mira que ahora yo tengo una relación amorosa muy bonita, estoy muy contenta. La vida ha sido muy benévola conmigo”.

¿Le dijiste a dos de tus hijos, ustedes son adoptados, los otros dos no?

“No puedo decir: —eres adoptado —, es peyorativo y despectivo. Pero, si tengo la autoridad para recomendarle a cualquier padre que adopté, que desde el primer día les digas: — “Tu naciste de mi panza (a los biológicos) y tu naciste de mi corazón” (a los adoptados)—, y te juro que amas igual a los que nacieron de tu vagina que a los que nacieron de tu corazón. Un lazo de amor es hasta más fuerte que un lazo de sangre”.

LOS HIJOS ADOPTADOS MERECEN LA VERDAD Y CONOCER A SUS PADRES BIOLÓGICOS

¿Alguno de tus hijos adoptivos cuando se sentían enojados te dijeron: —no me regañes, tú no eres mi mamá—?

“¡Jamás!”.

¿Conocen a sus padres biológicos?

“No, mis hijos son expósitos, término legal para niños “abandonados”. Llegaron al DIF y nadie los reclamó. Alejandro me pidió:  —Quiero ir a Mérida a conocer donde me conociste— y los llevé a sus albergues.  Los que tenemos una vida pública y un micrófono tenemos un deber moral de decirle a quienes adoptan: —Digan la verdad el primer día sin drama de: -Algún día te diré la verdad —. Llévalo a su lugar de origen y si conoces a sus padres biológicos presentarlos sin miedo. Yo no conozco a los padres biológicos pero si se me aparecen y me piden conocer a sus hijos diré: —si claro—, porque todos los seres humanos merecemos la verdad”.

¿Seguirás adoptando?

“No tengo tiempo, presupuesto, ni edad. Mis hijos son: María, Patricio, Alejandro, de 14 años, y Ana Sofia, de 12, que quiere ser médico y es la más madura, ella levanta a sus hermanos, hace el desayuno, se sube a su bici y se va a la escuela. Es mi consentida porque es mi compañera”.

¿Por qué no volviste nunca con Ramón?

“Él tuvo otra pareja, María Luisa, duraron mucho y ella murió a los 49 años; amaneció sin vida. Ahora tiene otra novia y yo nunca le he rayado el cuaderno a nadie, ni lo hice ni me gustaría que me lo hagan”, concluyó Laura Flores.

POR SHANIK BERMAN

MAAZ