DESDE AFUERA

Acrobacia necesaria

En México, dijo alguna vez el fallecido líder cubano Fidel Castro: La liberación llegará por el norte, cuando Estados Unidos sea libre

José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

En México, dijo alguna vez el fallecido líder cubano Fidel Castro: La liberación llegará por el norte, cuando Estados Unidos sea libre.

El señalamiento es útil, ya que es una indicación de los malabarismos que debe hacer la diplomacia mexicana para mantener un equilibrio entre los intereses estratégicos, económicos y geopolíticos nacionales, y sus aspiraciones latinoamericanistas.

Ese juego de equilibrios estará presente esta semana, en el elevado perfil que se busca dar a la conmemoración del 248 aniversario del natalicio de Simón Bolívar, que se aprovechará para realizar la 21 reunión de cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que actualmente preside México.

Sin embargo, está la manifiesta preocupación por subrayar que no hay carga ideológica involucrada, que la conmemoración del natalicio de un héroe latinoamericano, admitidamente más importante para América del Sur que para México o Centroamérica, no tiene otras  implicaciones.

Reconocen, de hecho, que hay quienes se han tratado de apoderar ideológicamente de lo que representa Bolívar.

Pero, según la cancillería, es una expresión del interés del presidente Andrés Manuel López Obrador en la región. "Es un latinoamericanista solidario", de acuerdo con la definición de Maximiliano Reyes, subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina.

Y como prueba de que la conmemoración no busca manifestar inclinaciones, el propio Reyes subrayó que al evento y a la reunión de Celac, asistirán una veintena de cancilleres y al menos tres ministros de otros rubros, de toda la región, de Brasil y Colombia, Argentina y Cuba.

Ni siquiera se excluyó a Nicaragua, pese a los actos que muchos consideramos evidentes y cínicamente antidemocráticos del gobierno de Daniel Ortega. Las problemáticas respuestas de Colombia, Cuba y Chile a las expresiones de disensión internas son vistas como temas de política doméstica.

A México, como país deseoso de expresar su simpatía por la región y anfitrión de la reunión de Celac, le toca tratar de facilitar encuentros.

Para Reyes, México es el único país de la región con esa capacidad de convocatoria, parte por su política de solidaridad, que lo ha llevado a dar ayuda humanitaria a 16 o 17 países, sea en forma de vacunas, equipo médico o por sus propuestas de colaboración económica. Paralelamente, se habla de la realización de una cumbre regional en septiembre.

Como señal del interés de México, están sus negociaciones para un Tratado de Libre Comercio con Ecuador, un paso necesario para que ingrese a la Alianza del Pacífico, que nuestro país presidirá el próximo año, junto con Costa Rica, y consignó interés en negociar con Corea del Sur. 

Pero ahí entra el malabarismo obligatorio y la pregunta: el estado de la relación más importante para México –Estados Unidos– y cuándo se dará una reunión a nivel presidencial... 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

MAAZ