COLUMNA INVITADA

México de colores

Hago un exhorto a ser iincluyentes, a visibilizar y no discriminar a la comunidad LGBT+

Jesús Valencia / Colaborador / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Terminó el mes del orgullo LGBT+, 30 días durante los cuales se realizan actividades conmemorativas, festejos y marchas alrededor del mundo para conmemorar el conflicto de Stonewall el 28 de junio de 1969 en donde inició un movimiento social internacional con el objetivo de exigir respeto y libertad para la diversidad sexual. En México, la primera marcha del orgullo se llevó a cabo en 1979 aunque desde un año antes hubo marchas con participación de colectivos LGBT+ .

El 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud eliminó de la lista de enfermedades mentales la homosexualidad. En 1994 la ONU emite el Pacto Internacional Sobre los Derechos Civiles y Políticos por medio del cual, los países que forman parte de la organización reconocen como una violación al mismo la discriminación de personas por orientación sexual.

En México la lucha de la comunidad LGBT+ empezó a cristalizar algunos logros cuando el primer Jefe de Gobierno de la hoy Ciudad de México electo democráticamente incluyó en su propuesta electoral los derechos de lesbianas y homosexuales, también en 1998 se realizó el Primer Foro de la Diversidad Sexual en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; en la LVII legislatura de la cámara baja, Patria Jiménez activista homosexual ocupó un escaño. Durante su gestión se logró la despenalización final de la homosexualidad como agravante en el Código Penal.

Mas logros en materia legal llegaron en el 2001 cuando se incluyó en la Constitución el principio de no discriminación por preferencia aunque fue hasta el 2011 cuando explícitamente se señaló la no discriminación por preferencias sexuales.

En la Ciudad de México a finales del 2009 se aprobó el matrimonio igualitario y para el 11 de marzo del siguiente año cinco parejas homosexuales dieron el “sí” en una ceremonia colectiva en donde se destacó la importancia de que todas las personas tengan los mismos derechos. La ciudad de México fue pionera y con el tiempo Baja California Sur, Campehe, CDMX, Coahuila, Colima, Hidalgo, Michoacán, Morelos Nayarit, Oaxaca, Puebla, San Luís Potosí y Tlaxcala  han modificado su Código Civil para que personas del mismo sexo puedan casarse libremente, sin necesidad de tramitar algún tipo de amparo. Sinaloa y Baja California fueron los últimos en sumarse a esta lista. En Chihuahua se permite el matrimonio igualitario debido a un vacío legal o por orden del gobierno estatal.

Hoy desaparecerá el arcoíris de nuestros logos y guardaremos las banderas multicolor hasta el próximo año pero hago un exhorto a no guardar la responsabilidad de ser incluyentes, de visibilizar y no discriminar y respetuosamente un hago un llamado a que las legislaturas que inician en los estados que aún faltan por reconocer el matrimonio igualitario para que en el marco de las libertades legislen en la materia.

POR JESÚS VALENCIA
DELEGADO DE MORENA EN SONORA
@VALENCIA_GUZMAN

DZA