UN MONTÓN DE PLATA

La sorpresiva decisión de Banxico

El banco central reaccionó rápido ante un nivel de cuatro por ciento permanente para la tasa de interés que ya parecía insostenible

Carlos Mota / Un montón de Plata / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Es muy peculiar la ausencia de debate nacional sobre el control de la inflación en México. Ese indicador clave se situó nuevamente arriba de seis por ciento anualizado a la primera quincena de junio. El INEGI dio a conocer ayer que los precios subieron 0.34 por ciento durante ese periodo, colocando a la inflación anual en 6.02 por ciento. Espantoso.  

Pero si bien el dato es terrible, por alguna razón todavía no se convierte en un escándalo nacional. La gente parece anestesiada al respecto. Pero es inadmisible, porque ya se acumulan varios meses con ese indicador, muy por encima del objetivo del Banco de México, que es de tres por ciento. En pocas palabras: los precios crecen al doble del ritmo que el instituto que encabeza Alejandro Díaz de León dice que deberían estar creciendo.  

Afortunadamente el banco central reaccionó ayer con mayor velocidad de lo esperado y subió 25 puntos base la tasa de interés, lo que originó una apreciación instantánea del peso, pero, sobre todo, reveló que en el banco hay personas sensibles a lo que está ocurriendo con el nivel general de precios. Banxico sorprendió a todos y atajó con velocidad. Todos esperaban que fuera más lento.  

En medio de todo esto es útil preguntarse: ¿Estaría igualmente tranquila la sociedad si la inflación llevara varios meses en 10 por ciento? ¿O en 15 por ciento? No lo creo. Pero México debe entrar a esos debates, y Banxico está previniendo, porque, ¿cuál es el umbral de inflación con el que la sociedad en conjunto se incomoda y empieza a reclamar? Claramente seis por ciento no lo es.

En Estados Unidos está ocurriendo lo mismo, hay una inflación elevada. En ese país ya surgió una inquietud potente, con el presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, señalando que la inflación, elevada ahí, podría mantenerse algún tiempo. Y no les agrada. Ello ha originado que se caliente el debate sobre cuándo se elevará la tasa de interés allá. Originalmente se pensaba que sería hasta 2024, pero ya empieza a haber menciones que señalan que podría ser incluso en 2022. Por eso es una buena noticia que Banxico reaccionara rápido, dado que un nivel de cuatro por ciento permanente para la tasa de interés ya parecía insostenible.

Lo que es un hecho es que la inflación fuera del rango llegó para quedarse el resto de 2021. El propio banco ya le puso fecha a su meta: Hasta dentro de 15 meses se puede lograr el objetivo. Uff. 

WALMART

La empresa, que encabeza Guillerme Loureiro, será contactada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para resolver el tema de los adultos mayores que empacaban en las tiendas. Pero eso ya se califica como presión autoritaria. El Presidente dijo ayer que todos tenemos que ayudar. Pero presionar así a la empresa atenta contra la legalidad y la libertad. Su única culpa es ser grande.  

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

PAL