COLUMNA INVITADA

¿Qué ha pasado con las reaperturas de escuelas?

La tarea que tenemos por delante es reflexionar y construir estrategias que tomen en cuenta los errores

OPINIÓN

·
Fernando Ruiz / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

En sus primeras conferencias, la secretaria de Educación, Delfina Gómez, informó sobre los avances de la reapertura de escuelas. Hay que hacer precisiones.

En realidad, sólo cinco entidades federativas han intentado hacer una reapertura generalizada de escuelas: Aguascalientes (7 de junio), la Ciudad de México (7 de junio), Estado de México (14 de junio), Jalisco (17 de mayo) y Veracruz (24 de mayo). El resto de las entidades reportadas diseñaron pilotos o establecieron Centros Comunitarios de Aprendizaje (CCA). Baja California (7 de junio) abrió las escuelas, pero sólo para que se presentarán en ellas el personal docente y administrativo. Nuevo León (31 de mayo) reportó bachilleratos y universidades, no escuelas de educación básica.

Los pilotos no son reaperturas generalizadas, al contrario, están limitados a un número de escuelas que son seleccionadas, incluso, mediante convocatorias por parte de las Autoridades Educativas Locales (AEL) con objetivos precisos. En Guanajuato, por ejemplo, las escuelas optaron entre el modelo mixto, tutorías o preparación para el ciclo 2021- 2022. Los CCA por su parte son reaperturas de escuelas, también en un número limitado, pero sólo para recibir a estudiantes que deseen asesoría académica y socioemocional, es un poco más que una mesa de ayuda.

En suma, 27 entidades decidieron continuar con la educación a distancia. Sin embargo, es loable que 13 de ellas decidieran establecer pilotos o CCA. En efecto, las aperturas de Chiapas (17 de mayo) Coahuila (17 de mayo), Durango (14 de junio), Guanajuato (11 de mayo), Morelos (22 junio), Querétaro (14 de junio), San Luis Potosí (7 de junio), Tamaulipas (31 de mayo) e incluso la de Campeche (19 de abril) fueron concebidas como pilotos. En el caso de Colima (31 de mayo), Sinaloa (26 de abril) y Zacatecas optaron por los CCA. Chihuahua empleó un modelo similar denominado Centros de Asesoría y Seguimiento Académico (CASA). Ayer la SEP anunció la inclusión de Michoacán y Nayarit.

Con base en estas experiencias, la tarea que tenemos por delante es reflexionar, dialogar y construir estrategias que tomen en cuenta los errores, omisiones y aciertos cometidos en estos meses. La meta es lograr que las niñas, niños y jóvenes vuelvan a disfrutar de la convivencia en las escuelas en el momento que ellas consideren oportuno. En nuestras próximas contribuciones nos enfocaremos en ello.

Algo debemos aprender del fracaso de las reaperturas apresuradas de la CDMX y Veracruz. Las de ayer del Estado de México van por ese mismo camino. Por otro lado, algo hicieron bien en Aguascalientes y Jalisco que lograron sostener un porcentaje mucho mayor de escuelas abiertas. Reiteramos que no es suficiente una instrucción presidencial para que la realidad cambie, sino que todas y todos debemos contribuir a que esto sea posible.

POR FERNANDO RUIZ
DIRECTOR DE INVESTIGACIÓN EN MEXICANOS PRIMERO 
@FRUIZ_RUIZ

PAL