La guerra por mano de obra más barata

México y EU mantienen una disputa por inversiones que más fuentesde empleo generan, aunque los gringos tienen sus aliados en la 4T

La guerra por mano de obra más barata
Alfredo-González / A Fuego Lento / El Heraldo de México

El fin de semana se conmemoró el Día del Trabajo y aunque en la 4T nos quieren hacer creer que hay motivos para celebrar, la realidad es que hay muy poco o nada que festejar. Menos cuando unos 12 millones de mexicanos perdieron su empleo en el último año, producto de la pandemia, y existe una guerra laboral con EU, nuestro principal socio comercial.

Nos pueden decir que hay mejoras entre la clase trabajadora, como la reforma al outsourcing y el pacto para lograr un reparto más equitativo de las utilidades, la realidad es que son insuficientes para mitigar la crisis laboral.

No hay un plan real para crecer la economía nacional, como tampoco hay programas para responder a la embestida de nuestros socios del norte, producto de los compromisos suscritos en el T-MEC.

La industria automotriz es de las que más estragos ha sufrido y a la que han pretendido utilizar sindicatos estadounidenses, el gobierno Joe Biden y congresistas demócratas para presionarnos.

Hace dos días, el sindicato del sector automotriz de EU criticó la inversión de mil millones de dólares en México anunciada el jueves por General Motors y la calificó como "una bofetada"; para los trabajadores estadounidenses.

La congresista demócrata Debbie Dingell dijo que ningún dólar estadounidense debería apoyar que sus empleos sean transferidos a México, especialmente cuando tienen trabajadores y la tecnología para producir los mejores vehículos del futuro.

De este lado, en la 4T no dijeron ni una palabra, como tampoco la han dicho por los paros de labores en una planta de Nissan de Aguascalientes y en la planta de Ford, en Hermosillo.

En ambos casos, las suspensiones serán temporales, por escasez de diversos materiales; no obstante, prevén un impacto negativo para las empresas, sus trabajadores y toda la industria automotriz.

Lo que tampoco dice nadie es que detrás de todo eso hay una guerra de baja intensidad de diversos sectores estadounidenses contra la clase trabajadora mexicana y el sindicalismo nacional.

Los gringos no están de acuerdo en que los grandes proyectos lleguen a México porque les roban sus fuentes de trabajo. Aluden a que hay una competencia desleal, por la mano de obra más barata y menos calificada.

Muchos de esos sectores se encuentran agrupados en grandes conglomerados sindicales, pero encontraron aliados en la 4T. Uno de ellos es el Frente Auténtico del Trabajo, cuyo líder moral es Arturo Alcalde, padre de la titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde.

Esa es la razón por la que representantes del viejo sindicalismo mexicano piensan que el gobierno de López Obrador responde más a los intereses de los EU que a los de los mexicanos.

No creen que la reforma laboral esté hecha para beneficiar a los trabajadores, está más bien para torcer el brazo a los industriales y empresarios mexicanos para quedar bien con los norteamericanos.

Esa es la verdadera razón de la prisa por materializar todo lo que ayude a los gringos, como la legitimación de los contratos colectivos y la llamada democracia sindical. Quieren quitar a unos para poner a otros.

Todo producto de la presión que ejercen y seguirán ejerciendo nuestros vecinos del norte, porque quieren que los grandes proyectos se queden en tu terreno y que se jodan los mexicanos. Así de simple.

***

Este 2 de mayo se cumplió el 4º Aniversario de El Heraldo de México. Felicidades a todos los que han hecho posible este proyecto: Ángel Mieres, Franco Carreño y Cristina Mieres, así como a todos los integrantes de este gran equipo, pero sobre todo a nuestros lectores y anunciantes. Y, aunque estoy seguro que nos falta mucho camino por recorrer, hemos dado pasos importantes. ¡Gracias a todas y todos!

***

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Cuando esperamos, los segundos son años y cuando recordamos, los años son segundos”

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO
ALFREDO.GONZALEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALFREDOLEZ

GDM


Compartir