PASIÓN POR CORRER

Sapporo y el duelo más esperado

El maratón de los Juegos Olímpicos se correrá al norte de Japón, pero aún se desconoce si habrá duelo entre Kenenisa Bekele y Eliud Kipchoge

Rossana Ayala/ Pasión por correr/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

La ciudad de Sapporo se ubica entre las montañas de la isla de Hokkaido, al norte de Japón. Famosa por su clima fresco en el verano y sus paisajes nevados en el invierno, es además la capital de la cerveza japonesa y tiene un museo que cuenta la tradición de la producción cervecera, que es orgullo local. Lo benigno de su clima veraniego, que oscila entre los 17 y los 25 grados, hizo que el comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se celebrarán este año, la eligiera como la sede en donde se correrá la prueba máxima del atletismo: el maratón olímpico, que recorrerá las calles de esta limpia y arbolada ciudad.

La decisión de mover el maratón a Sapporo no fue bien vista por los habitantes de Tokio, donde estaba previsto originalmente que se corriera la prueba, e incluso motivó protestas de la gobernadora de la ciudad capital de Japón, Yoriko Koibe. Pero los organizadores argumentaron que las altas temperaturas en el verano de Tokio afectarían a los corredores de todo el mundo, y determinaron que no sólo el maratón, sino también las competencias de marcha se trasladarían a Sapporo, capital de la isla de Hokkaido, ubicada a unos mil kilómetros de Tokio.

Aunque el recorrido oficial del maratón aún no se confirma, se prevé que la ruta olímpica pueda seguir el mismo trazo que tiene el Maratón de Sapporo, que se corre cada año, justamente en el verano, con la salida en las puertas del Parque Odori, en pleno centro de la ciudad, y la meta de llegada ahí mismo, a sólo 500 metros de distancia de la salida. El recorrido abarca las principales calles de la ciudad, que ya fue escenario de unos Juegos Olímpicos, pero de invierno, en el año de 1972.

Las fechas previstas para los maratones femenil y varonil estaban planeadas para llevarse a cabo en Tokio, el 2 de agosto el de mujeres y el 9 de agosto el de hombres, pero ahora en Sapporo no se han confirmado aún si se mantienen esas mismas fechas; en cuanto a las caminatas y marcha ya es oficial que se mantienen el 3 de julio, 7 y 8 de agosto como las fechas de realización.

Una de las grandes incógnitas que plantea el maratón olímpico de Sapporo es si finalmente ocurrirá o no el duelo tan esperado entre el keniata Eliud Kipchoge y el etíope Kenenisa Bekele, ya que la Federación Atlética y el Comité Olímpico de Etiopía han complicado y enredado la elección de sus representantes para el maratón varonil.

De inicio, este organismo integró a su selección con los tres primeros lugares de una prueba de 35 kilómetros que se llevó a cabo a principios de mayo en Sebeta, la cual fue considerada de dudosa organización, pues en los videos se observa cómo los corredores se abren paso entre vacas, sin chip y sin número.

Los clasificados masculinos de esta prueba fueron inicialmente Shura Kitata, Lelisa Desisa y Sisay Lemma, por lo que Bekele quedaba fuera de la terna. El astro no sólo no participó en la carrera, también se manifestó en contra de la decisión, argumentando en una carta que en la clasificación previa al COVID-19, él estaba en primer lugar por su participación en Berlín 2019, y que la carrera de Sebeta, además de mal organizada, estaba muy cerca de la fecha del maratón olímpico.

Ante esto, el Comité Olímpico Etíope anunció hace poco más de una semana que Bekele siempre sí participará en la terna, dejando fuera a Sisay Lemma, tercer lugar en la clasificación, pasando por encima y haciendo caso omiso de las decisiones de la Federación.

Esto agravó las diferencias y los conflictos que hay entre los dos organismos del atletismo etíope, al grado que Derartu Tulu, la presidenta de la Federación, consideró que todo este conflicto puede afectar la presencia de Etiopía en Tokio y dio a entender que tal vez Bekele se quede fuera de justa, por lo que el tan esperado duelo Kipchoge-Bekele continúa en veremos.

POR ROSSANA AYALA
AYALA.ROSS@GMAIL.COM
@AYALAROSS1

dza