Lunes 21 de Junio 2021
ACCESO LIBRE

De los diez que había…

El gobierno federal los aisló, los neutralizó, y en el peor de los casos, utiliza el poder del estado para ajustar facturas pendientes

Carlos Zuñiga/ Acceso Libre/ Opinión El Heraldo de México
Carlos Zuñiga/ Acceso Libre/ Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Falta mes y medio para las elecciones más grandes que se han organizado en México, y parece que, de la rimbombante Alianza Federalista –aquella que aglutinó a gobernadores de oposición al gobierno federal– que supuestamente nació para buscar un mejor equilibrio en las relaciones entre el centro y la periferia, no queda sino cascajo.  

La idea parecía bastante atractiva, cuando menos por algunas de las entidades federativas integrantes. Participaban los mandatarios de Nuevo León, Chihuahua, Colima y Michoacán, cuyas administraciones terminan este año. Destacaban también los de Jalisco, Guanajuato y Tamaulipas, fuertes opositores. Cuando a mediados del año pasado se utilizó por primera vez este nombre, no pocos pensaron que se había resquebrajado la Conago, el foro donde los gobernadores tomaban las decisiones y que había sido el canal de interlocución con la 4T. Sin embargo, el gobierno federal los aisló, los neutralizó, y en el peor de los casos, utiliza el poder del estado para ajustar facturas pendientes.  Algunos de los integrantes han tenido que volver a alinearse para sobrevivir a su propia sucesión.  

El caso más llamativo es el de Javier Corral; ahora parece el más morenista, desmarcándose de las pugnas por el tema de la presa La Boquilla. Algo pasó que las cosas cambiaron dramáticamnete, sobre todo cuando su favorito no quedó como candidato a la guberatura. Su animadversión hacia Maru Campos, alcaldesa con licencia de Chihuahua es tal, que personalmente Corral estuvo en la Ciudad de México, entregando a medios expedientes del caso contra la panista, acusada de estar en la nómina secreta de Javier Duarte. La sucesión, ya está pactada. 

Enrique Alfaro un caso también insignia. Luego de confrontar directamente al presidente por el tema de las manifestaciones violentas del año pasado en Guadalajara tuvo que recular y proponer un canal de dialogo; la creciente inseguridad, el asesinato del gobernador anterior y las críticas por la contratación de la deuda estatal, llevaron al sacrificio a su delfín Ismael del Toro, para dejarle vía libre a Carlos Lomelí, el ex super delegado, muy cercano a López Obrador.  

Francisco Javier García Cabeza de Vaca, después de la escalada de las acusaciones de estar involucrado en el robo de combustible, así como formar parte de células del narcotráfico en el lavado de dinero, ahora están en una etapa de impasse, lo que abre camino a especulaciones sobre arreglos. Se supo que mando a Palacio Nacional a representantes para negociar alcaldías y diputaciones locales a fin de terminar el proceso en contra de él y de su familia. Pronto se verá hasta donde prosperó la mesa de negociación.  

La bravuconería de la oposición, queda rebasada una vez más. No hay un solo mandatario que haya salido bien librado de una confrontación con Palacio Nacional. 

CONTRASEÑA: Tan pronto como pase el 6 de junio, día de las elecciones más grandes que se han organizado en este país, es muy posible que se convoque a un periodo extraordinario de sesiones con un solo objetivo: reformar al Instituto Nacional Electoral. Es una idea que ya revolotea en varios edificios.  

POR CARLOS ZUÑIGA PÉREZ

@CARLOSZUP

jram