¡Que se diga claro y fuerte! (1)

El consumo de estupefacientes psico activos que degradan la corteza prefrontal provocando un síndrome amotivacional

¡Que se diga claro y fuerte! (1)
Jesús Martín Mendoza / Ojos que sí ven / Opinión El Heraldo de México

La marihuana es una droga depresiva que una vez que se instala como adicción, reduce el tamaño de la corteza prefrontal del cerebro, provocando que el adicto no quiera trabajar, no quiera estudiar y solo piense en consumir marihuana.

La hierba tiene un efecto amotivacional, es decir elimina todo tipo de motivación por crecer y mejorar en la vida. Así lo planteó de manera muy contundente Eduardo Hernández Sandoval, Socio Director Adscrito al área de Investigación y Desarrollo de la Clínica del Tabaco, quien en entrevista con Heraldo Radio se mostró profundamente preocupado por la intencionalidad oculta en la regulación del “cannabis” que se discute en la Cámara de Diputados y Cámara de Senadores.

En mis años de periodista y entrevistador, pocas veces he conocido a un vocero con la fuerza claridad y contundencia de Eduardo Hernández quien sin algún tipo de preocupación o discreción retó a los legisladores a que revelen que hay atrás de promover el uso indiscriminado de marihuana en niños y en jóvenes.

El especialista en drogas calificó de gran mentira que en las cárceles de México hay miles de consumidores de marihuana. Explicó que a 2012, dato con el que se cuenta del CIDE e INEGI, solamente 312 personas estaban recluidas al momento de fumar marihuana además de portar armas de fuego y cantidades importantes de la droga.

Eduardo Hernández dijo: “que quede claro y que se oiga fuerte en todo México, no hay en este país una legislación que prive de la libertad al consumidor de marihuana, este es uno de los eventos (la regulación del cannabis) más serios en contra del país, 316 diputados votaron a favor de sacrificar a niños, niñas y adolescentes ante el consumo de la marihuana, todo es una mentira, todo es una manipulación para implantar la tercera industria psicoactiva en México”.

El especialista en consumo de drogas explicó que desde el principio los argumentos han sido manipulados. En torno a la justificación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre “el libre desarrollo de la personalidad” este se garantiza con el artículo 22 de la declaración de Derechos Humanos de la ONU, no con el consumo de estupefacientes psico activos que degradan la corteza prefrontal provocando un síndrome amotivacional. Reveló que la ansiedad experimentada por los consumidores de la droga es por la salida del cuerpo del tetra canabinol, por lo que consumir mas marihuana disminuye la sensación de ansiedad; se ha establecido una adicción. Nuestro invitado acusó que la posición legislativa llevará a niños y jóvenes a probar una droga con la falsa idea de que no pasa nada. Hay lucro y comercio atrás de la marihuana y ya es tiempo de revelarlo.

Ojos que sí ven

En una segunda entrega compartiré que Eduardo Hernández, tiene evidencia de que la sociedad mexicana en general no esta de acuerdo en la regulación de la marihuana.

Por JESÚS MARTÍN MENDOZA
JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM
@JESUSMARTINMX

jram


Compartir