Violencia mexicana

México necesita corregir el rumbo y generar un cambio ante la situación tan brutal que enfrentamos las mujeres

Violencia mexicana
Mariana Gómez del Campo / Colaboradora / Opinión El Heraldo de México

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer para conmemorar todo el esfuerzo de las mujeres para alcanzar derechos y representación política. Es un momento para reflexionar sobre el papel de las mujeres en el mundo y la situación de violencia en México. En esta semana, las mexicanas visibilizamos las injusticias, exigimos un alto a la violencia e impulsamos a la sociedad en general hacia un cambio para construir un país con justicia e igualdad. 

En el último año, los índices de violencia no han hecho más que incrementar. Las llamadas de auxilio a refugios de mujeres aumentaron un 45% durante 2020 y las muertes de mujeres tienen un promedio de once al día, lo que representa un incremento en la tasa de feminicidios en un 9.2% comparado con 2019. Actualmente, dos de cada tres mujeres han experimentado situaciones de violencia antes de los quince años. La situación es tan crítica que más del 70% de las mujeres reportan sentirse inseguras en el municipio en donde viven. Es decir, la violencia existe y nos perturba a todas. Nosotras lo sabemos, pero el gobierno es indiferente al peligro y la desesperación de millones que se sienten agredidas todos los días de sus vidas.

El gobierno necesita proteger a las mujeres afectadas y vulnerables. Pero el presidente decide gastar en proyectos faraónicos. El presupuesto federal se está tirando a la basura en empresas inservibles y que deberían usarse para la protección de víctimas. Lamentablemente, la mayoría morenista se esfuerza por empeorar la situación, desapareciendo el programa de estancias infantiles que ayudaba a madres solteras y eliminando el presupuesto designado a los refugios para mujeres víctimas de violencia. Por si esto fuera poco el presidente es indiferente e imperturbable ante los reclamos de la candidatura de un presunto violador a la gubernatura de Guerrero. En otras palabras, a morena no le importan ni las mujeres ni la violencia que sufrimos. El Estado es cómplice de las muertes, las injusticias y la violencia generalizada privilegiando la impunidad ya que no se persigue ni se castiga a los agresores.

Los confinamientos y las limitaciones provocadas por la pandemia 2020 causaron un incremento enorme en los índices de violencia doméstica, empeorando una situación que ya era crítica desde hace mucho tiempo. A pesar de esto, el gobierno responde igual que como lo hace ante cualquier problema, sin hacer nada.

Es por esto, por todas las razones mencionadas y por las injusticias a las que hemos afrontado durante años que exigimos un alto a la violencia. Lo demandamos esta semana y siempre porque México necesita corregir el rumbo y generar un cambio ante la situación tan brutal e insostenible a la que nos enfrentamos todas.

Por MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO 
SECRETARIA DE ASUNTOS INTERNACIONALES DEL COMITÉ NACIONAL DEL
PARTIDO ACCIÓN NACIONAL

rcb


Compartir