Urge fortalecer la división de los tres poderes en México

El Poder Legislativo no debe sólo escuchar la voz del Ejecutivo, sino la opinión del pueblo antes de legislar

Urge fortalecer la división de los tres poderes en México
Leonel Luna Estrada / Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

Una de las apuestas que tenemos frente al proceso electoral de este año será fortalecer la división de los poderes —Ejecutivo, Legislativo y Judicial—, cada uno respetando su espacio y normas, para que no haya intromisiones que ponga en riesgo la estabilidad del país.

El equilibrio de poderes debe ser una prioridad para la vida democrática de México. Sólo la participación ciudadana en este proceso comicial será nuestra salvación, la de todas y todos, para reacomodar o recordar a quienes ostentan el poder que deben respetar esta división de poderes, cumplir con su obligación de defender el interés general y no el particular o de grupos.

A lo largo de la historia de México, hemos sido testigos de las luchas que diversos actores han protagonizado para garantizar una relación armónica y respetuosa entre los poderes para su buen funcionamiento, haciendo énfasis que el Legislativo y Judicial no ostenten un papel de subordinación ante el Presidente de la República en turno. 

En 1938, la Constitución dictó el principio de separación de poderes a través de su artículo 49, el cual estipula que el supremo poder de la Federación se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial, y que no podrán reunirse dos o más de estos poderes en una sola persona o corporación. Posteriormente a este artículo se le agregó: “ni depositarse el Legislativo en un individuo, salvo el caso de facultades extraordinarias al Ejecutivo de la Unión, conforme a lo dispuesto en el artículo 29”.

Debe quedarnos claro que el equilibrio y fortalecimiento de la división de poderes debe ser fundamental en la vida democrática de México, aún más en estos tiempos cuando hay una mayoría de Morena en el Poder Legislativo que promueve reformas dictadas desde el Ejecutivo, algunas sin el aval ciudadano.

No debemos de olvidar que en los últimos dos años hemos sido testigos de iniciativas anticonstitucionales que no sólo han violentado la separación de poderes, sino que han coadyuvado en el deterioro económico, político y social que hoy vive el país. Por ejemplo, en el tema energético.

El Poder Legislativo no debe sólo escuchar la voz del Ejecutivo o intereses individuales mezquinos, sino la opinión del pueblo antes de legislar, que emita leyes que protejan los derechos de todos los mexicanos, pero sobre todo, que trabaje en equilibrio con el resto de los poderes del Estado.

 En el caso del Poder Judicial, sus acciones deben ir encaminadas a hacer cumplir y aplicar la ley sin distingos para hacer justicia y, evitar que los otros poderes coarten o vulneren sus decisiones.

 De igual forma, los órganos autónomos del Estado, deben ser blindarse para que garanticen su función para el cual fueron creados: proteger la dignidad humana y ser vigilantes del ejercicio de gobierno.

 El pasado 16 de febrero, el Consejo de Instituto Nacional Electoral (INE) avaló de manera unánime la ampliación de 176 a 219 el número de distritos en los que la coalición Va por México (PRI-PAN- PRD) tendrá candidatos para las elecciones federales del 6 de junio, con el fin de lograr un contrapeso en la Cámara de Diputados. Hay muchas opciones, independientemente de cualquier partido político, pero no hay que perder de vista que la alternancia ayuda al equilibrio del poder.

Nuestro deber como ciudadanos es lograr a través de nuestro voto el bienestar de toda la población, sin distingos ideológicos, económicos y sociales, por lo que se debe buscar un eficiente ejercicio legislativo que se traduzca en un eficaz ejercicio de gobierno que satisfaga las expectativas de todos los mexicanos.

POR ESO, INSISTO, EL FUTURO DE NUESTRO PAÍS ESTÁ EN NUESTRAS MANOS, EL EQUILIBRIO Y EL FORTALECIMIENTO DE LA DIVISIÓN DE PODERES DEBE SER UNA CONSTANTE DE LA VIDA DEMOCRÁTICA, Y LA ALTERNANCIA ES UNA DE LAS MEJORES OPCIONES, LOS CIUDADANOS TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA.

POR LEONEL LUNA ESTRADA
@LEONELLUNAESTRADA
COLABORADOR

avh 


Compartir