Más nueva que "normal", la vida post Covid-19

Buena parte del trabajo administrativo se hace ahora por resultados desde casa, ello genera ahorro

Más nueva que "normal", la vida post Covid-19
Ernesto Villanueva / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Más por nostalgia, se habla de la “nueva normalidad” como un regreso, con algunos cambios menores, a la forma de vida que la humanidad tenía antes del COVID-19.

Esta pandemia está generando cambios en las pautas de comportamiento de los seres humanos.

Por necesidad, la transición de la vida tradicional a la digital está modificando las formas de interacción de las personas, a una velocidad muchísimo mayor que si no hubiera existido el COVID-19.

El primer damnificado de esta nueva normalidad será la existencia de actos presenciales (en el trabajo, en las escuelas, en los congresos o seminarios de todo tipo) al menos en sus formas habituales en el pasado.

Hoy las reuniones virtuales han demostrado que es posible hacer muchas cosas sin tener que llevarlas a cabo de modo presencial como tendencia.

Buena parte del trabajo administrativo se hace ahora por resultados desde casa, ello genera ahorro en combustible, desgaste físico en traslados, afectaciones al medio ambiente, costos de producción (pago de luz, agua, rentas etcétera) como lo están viendo distintas empresas sobre todo aquellas que no requieren necesariamente de un espacio físico para lograr el objetivo de su labor.

 Por ejemplo, una porción no menor de las consultas médicas se hace ya de manera virtual, se pagan los honorarios médicos por transferencia electrónica y de la misma forma se reciben las recetas con la firma electrónica del profesional de la medicina.

De igual modo, el sistema virtual que en algunas instituciones académicas ya se tenía, hoy abarca también a los presenciales, y es esperable que haya después sistemas híbridos.

Qué decir de los congresos o seminarios académicos y empresariales, los cuales se están llevando a efecto de manera virtual con mayor audiencia que los presenciales y a un costo mucho menor.

Segundo. Los hoteles y las líneas aéreas habrán de hacer una reingeniería externa del volumen de sus clientes habituales, los viajes de negocios, para poner el acento en la parte turística que hasta ahora había sido de temporada y complementaria si se compara con los traslados de trabajo.

En el ámbito académico, la organización de congresos, encuentros y seminarios que implicaban viajes y estancias de hoteles se irán reduciendo paulatinamente porque el uso de las tecnologías de la información permite tener en tiempo real a cientos o miles de personas de todo el mundo o a nivel regional con el ahorro de recursos que tal iniciativa va a implicar.

Esto se aplicará también a la industria editorial donde el libro o revista física irá cediendo a las versiones electrónicas.

Lo propio irá pasando en los conciertos musicales cuya versión digital irá desplazando a la forma que se conocía hasta ahora. Este transito no tiene caminos de regreso.

POR ERNESTO VILLANUEVA
COLABORADOR
@EVILLANUEVAMX

avh

 


Compartir