Interrupción legal del embarazo

La verdadera discusión es si la mujer puede hacerlo sin arriesgar su libertad y su vida, y sin ser perseguida

Interrupción legal del embarazo
Gerardo Fernández Noroña/Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

1. El INE y el TEPJF me impusieron la realización de tres cursos que ofrece la CNDH sobre derechos de la mujer.

2. Al margen de la injusticia de la sanción que me imputa una conducta en la que nunca he incurrido, uno de los tres cursos resultó realmente valioso “Autonomía y derechos humanos de las mujeres”.

3. El curso establece con claridad la discriminación y desigualdad que han sufrido las mujeres y plantea la imperiosa necesidad de que éstas puedan decidir libremente sobre su sexualidad y sobre su cuerpo.

4. La posición no es una ocurrencia, surge de convenciones y congresos que se realizaron desde hace varias décadas en el mundo.

5. Particularmente importantes son la “Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer” (CEDAW, por sus siglas en inglés) en 1981 y, la “Cuarta conferencia mundial sobre la mujer”, desarrollada en Beijing, en 1995.

6. Como se puede observar, esas importantes reuniones llevan décadas de haberse realizado y México firmó los convenios internacionales surgidos de ellas que, por ley, deben integrarse al marco constitucional (artículo 1 de la Constitución).

7. Sin embargo, esto no se ha realizado. Se sigue discriminando a la mitad de la población, imponiéndole un rol exclusivo de reproducción, de tareas del hogar, imponiéndole estereotipos de género y negándole la libre sexualidad y el derecho a decidir sobre su cuerpo.

8. La discusión no es si la mujer tiene derecho a interrumpir el embarazo, lo ha hecho toda la vida, desde que la humanidad es humanidad; la verdadera discusión es si puede hacerlo sin arriesgar su libertad y su vida y, sin ser perseguida y estigmatizada.

9. A pesar de qué han pasado 26 años desde la conferencia mundial de Beijing y 39 años de la CEDAW, sólo en el Distrito Federal existe la interrupción legal del embarazo.

10. Se calcula en 1 millón el número de abortos que se dan al año en México. Todos ejercidos por la medicina privada, incrementando así, la injusticia hacia las mujeres pobres, que deben arriesgar su vida, su salud y su libertad.

11. Es un tema que debe ser atendido, llevamos demasiadas décadas de omisión en cumplir con emitir la legislación correspondiente para que las mujeres ejerzan su plena libertad sexual y tengan pleno derecho a decidir sobre sus cuerpos. Sin esta legislación, las mujeres nunca tendrán una condición de igualdad frente a los hombres.

 

POR GERARDO FERNÁNDEZ NOROÑA
FEDERAL DEL PT
@FERNANDEZNORONA

lctl


Compartir