Ante la duda, no los hagan candidatos

En un país como el nuestro, con un sistema de justicia quebrado, un partido no puede usar “la presunción de inocencia” para postular a un candidato

Ante la duda, no los hagan candidatos
Fernanda Caso / Ayer pensaba distinto / Opinión El Heraldo de México

En abril de 2015 la diputada local del PAN en Sinaloa,Lucero Guadalupe Sánchez López, fue captada por cámaras de seguridad del penal del Altiplano durante una visita que hizo a Joaquín El Chapo Guzmán, con quien tenía una relación personal.Cuando las imágenes se dieron a conocer, el escándalo estalló.

La crisis política fue tal, que su caso llegó a la Cámara de Diputados federal, no por haber visitado a El Chapo, sino con el pretexto de que falsificó la identificación con la que entró a las instalaciones. El asunto le costó la curul. El juicio de procedencia obtuvo 414 votos a favor, 37 abstenciones y 0 votos en contra.

Ni siquiera el diputado de Morena que subió a tribuna a acusar que el expediente estaba mal armado se atrevió a votar en contra. Nadie lo intentó porque todos sabían que el fondo del asunto no era la identificación falsificada, sino el claro vínculo entre una diputada y el mayor capo del crimen. Esa mera suposición fue suficiente para sacarla del cargo.

Meses después, Sánchez López fue detenida por narcotráfico al intentar cruzar la frontera con Estados Unidos. Durante el juicio de El Chapo, ella misma reconoció su participación en la red criminal.

La ciudadanía sinaloense, molesta y con razón, sigue castigando al PAN por ese nombramiento. Le reclaman no haber investigado mejor a su candidata, no haber tenido un mínimo de consideración con las víctimas del crimen organizado y, ante la duda, no haberse abstenido de ponerla en la boleta. Sobra decir que cuando el PAN la registró, no había todavía ningún proceso judicial en su contra. En términos legales Sánchez era todavía inocente y,no por eso, el reclamo al PAN deja de ser legítimo. 

En un país como el nuestro, con un sistema de justicia quebrado, un partido no puede usar “la presunción de inocencia” para postular a un candidato sin cuestionar a fondo su historia. Los líderes políticos tienen responsabilidades que van más allá de lo legal y, entre esas, está la valoración de los candidatos que presentan. 

Pero todas esas consideraciones que parecen tan obvias cuando hablamos de la exdiputada sinaloense del PAN, parece que no hacen ningún sentido cuando la discusión cambia de delito y de partido. Me refiero, al nombramiento de Salgado Macedonio como candidato de Morena en Guerrero.

Morena ha recibido denuncias de violación contra él por parte de tres víctimas distintas. Por otro lado, dos denuncias han sido presentadas ante la Fiscalía Estatal de Guerrero. Aún así, el partido se mantiene firme en que lo quieren a él como abanderado.

Lo que se le pide a Morena no enviarlo a la cárcel sin un juicio. Lo que se le pide es lo mismo que se le exigió al PAN en el caso de la exdiputada: investigar a su candidato, escuchar a las víctimas que lo han acusado, tener consideración por las miles de víctimas de delitos sexuales en el país y, en caso de duda, no poner en la boleta a un posible delincuente.

 

POR FERNANDA CASO 
FERNANDACASO@HOTMAIL.COM
@FER_CASO
lctl


Compartir