La política climática de Biden y México

Las implicaciones son significativas para nuestro país. Podemos esperar más atención a los compromisos en el Acuerdo de París

La política climática de Biden y México
Isabel Studer / Horizonte Global / Opinión El Heraldo de México

La lucha contra el cambio climático es un tema prioritario, de seguridad nacional y transversal en la agenda del presidente Joe Biden, con lo que se acelerarán tendencias globales de mercado y tecnológicas hacia una transición energética. 

El regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París y la cancelación del ducto Keystone son sólo dos de las múltiples acciones que ya ha emprendido Biden en sus primeros días de gobierno y que buscan revertir rápidamente las más de 100 acciones de su predecesor.

Su plan climático implicará una inversión de $2 billones de dólares para que al 2035 la red eléctrica esté libre de energías fósiles y al 2050 la economía sea cero emisiones. 

La lucha climática ya es prioridad para todas las agencias de gobierno. Al declararlo tema de seguridad nacional, Biden podría, por ejemplo, invocar la Ley de Emergencia Nacional de 1976, para usar fondos del Departamento de Defensa en el desarrollo de energías renovables en bases militares y prohibir las exportaciones de petróleo. 

La agenda climática de Biden está vinculada a la de justicia social, otro tema prioritario. Para atender a las comunidades que se ven afectadas por la contaminación ambiental o por la transición energética ha creado un nuevo Consejo Interministerial en la Casa Blanca, así como oficinas especializadas en el Departamento de Justicia y en las agencias de salud. Por ejemplo, en el presupuesto federal se busca liberar 10 mmdd para apoyar a los más vulnerables frente a los desastres climáticos. 

Las implicaciones de la política climática son significativas para México. Desde la política exterior, podemos esperar una mayor atención a los compromisos mexicanos en el Acuerdo de París. En su plataforma electoral, Biden señalaba el vínculo entre los impactos climáticos y la migración con la perspectiva de seguridad nacional para su plan de cooperación internacional en Centroamérica. Tema que México no podrá ignorar. 

Juan González, asesor de Biden en el Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, considera la interconexión eléctrica como una vía para la integración de los mercados,  movilización de inversiones y consolidación de las energías renovables. No pueden descartarse las tensiones, ya que la política mexicana es contraria, cuestiona la liberalización del sector energético, las reglas del T-MEC e ignora el vínculo entre recuperación económica,  justicia social y ambiental. 

 

POR ISABEL STUDER
DIRECTORA DE ALIANZA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA-MÉXICO


Compartir